El Ayuntamiento de Guadalajara transmite su pesar por el fallecimiento ayer sábado del cineasta Miguel Picazo de Dios, quien fuera Hijo Adoptivo de la ciudad desde el 29 de junio de 1996.

Director de cine, guionisMiguel Picazo.ta y actor, fue premiado en 1964 a la mejor dirección en el Festival Internacional de San Sebastián  por La tía Tula. En 1996 recibió el premio Goya de Honor, en reconocimiento a su trayectoria.

Aunque nació en Cazorla, Miguel Picazo pasó gran parte de su vida en Guadalajara, concretamente, desde los 11 a los 54 años. Siempre estuvo muy ligado a la ciudad, como se evidenció en 2002, cuando donó todos sus fondos bibliográficos y audiovisuales a la Biblioteca de Guadalajara.

El Ayuntamiento expresa sus condolencias a sus familiares.

 
Comparte esta noticia: