Según el informe anual de precios de alquiler elaborado por pisos.com, el piso tipo de alquiler en Castilla-La Mancha registró en diciembre de 2019 una superficie media de 129 metros cuadrados y una renta media de 585 euros mensuales, lo que supuso un ascenso anual del 8,49%. Respecto a noviembre, el repunte fue del 2,21%, el tercero más intenso del país. Trimestral (3,64%) y semestralmente (5,33%) fue la segunda que más creció.

Guadalajara es la provincia más cara para alquilar una casa en la región y Cuenca, la más barata
Frente al año pasado, Toledo (14,43%) protagonizó el cuarto incremento más señalado del país, y Ciudad Real (-3,21%) fue la novena en el listado de descensos nacionales.

Castilla-La Mancha fue la segunda autonomía con la mensualidad más barata para los inquilinos, solo por detrás de Extremadura (459 €/mes). Por su parte, el piso tipo de alquiler en España tuvo en diciembre una superficie media de 124 metros cuadrados y una mensualidad media de 966 euros. Esta cifra marcó una caída mensual del -2,03% y una trimestral del -1,63%. En el último semestre, creció un 2,44%; e interanualmente, se incrementó un 8,54%.

En 2019 se ha marcado un punto de inflexión en el mercado del alquiler. “Las subidas experimentadas en las zonas más sobrecalentadas han puesto de relieve el gran desequilibrio existente entre la oferta y la demanda. Aunque la burbuja está descartada, ha sido inevitable que el repunte acelerado y excesivo de la tasa de esfuerzo de los inquilinos haya llegado hasta el terreno político”, declara Ferran Font, director de Estudios de pisos.com. El experto indica que los intentos por “maniatar este sector desde el Gobierno con leyes e índices que solo protegen a una parte y que desatienden otros problemas que el alquiler lleva arrastrando desde hace años, condena esta fórmula a un eterno segundo plano cuando se habla de acceso a la vivienda”.

Para el portavoz de pisos.com“las medidas que se avecinan van a introducir serias diferencias entre regiones y ciudades, dado que habrá territorios que acepten los límites sugeridos por Fomento y otros que desarrollen su propia normativa ad-hoc”. Font estima que “estas brechas harán que la inversión inmobiliaria se redistribuya geográficamente, siempre y cuando los cambios perduren en el tiempo”. A la luz de los datos arrojados por el portal inmobiliario, Font señala que “aunque ha tardado en llegar, la autorregulación de las rentas ya es una realidad en las grandes capitales, que han abandonado los dos dígitos de crecimiento interanual”. Para Font, “era inevitable que los alquileres volvieran a una senda sostenible tras tocar techo, en vez de ajustarse a iniciativas partidarias que lo único que consiguen es menos eficacia y profesionalidad”.

Cuenca fue la tercera capital más barata del país

Provincialmente, Cuenca (4,81%) arrojó el repunte más intenso del país en noviembre, mientras que Albacete (-4,33 %) fue la segunda provincia española que más cayó. Interanualmente, Albacete (17,69%) marcó el incremento más llamativo del país, y Ciudad Real (-1,38%) fue la única que se devaluó de la región. Con 729 euros de renta media mensual en diciembre de 2019, Guadalajara fue la provincia más cara para los inquilinos de la región, mientras que Ciudad Real, con 424 euros de mensualidad media, fue la tercera más asequible de España.

En cuanto a las capitales de la región, Cuenca (0,73%) fue la novena capital española que más creció frente a noviembre, mientras que Toledo (-3,11%) fue la octava que más cayó del país. Frente al año pasado, Toledo (14,43%) protagonizó el cuarto incremento más señalado del país, y Ciudad Real (-3,21%) fue la novena en el listado de descensos nacionales. En el apartado de rentas medias mensuales, Ciudad Real (456 €/mes) fue la tercera más barata para los inquilinos del país. Por su parte, Guadalajara (735 €/mes) marcó la renta media mensual más alta de Castilla-La Mancha.