El doctor Gabriel de Arriba de la Fuente, jefe de Nefrología del Hospital Universitario de Guadalajara, es el nuevo vicedecano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Alcalá (UAH).

El doctor Gabriel de Arriba, jefe de Nefrología del Hospital de Guadalajara , nuevo vicedecano de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Alcalá
 El nuevo equipo cuenta con otros profesionales del Hospital de Guadalajara: el doctor José Luis Izquierdo Alonso, nuevo vicedecano del Hospital Universitario de Guadalajara, y Antonio Quintero López, vicedecano adjunto de Enfermería.

El Aula Magna de la citada facultad acogía el acto de toma de posesión de los miembros del nuevo equipo decanal, con la doctora Lourdes Lledó García como nueva decana en sustitución del doctor Manuel Rodríguez Zapata, en una ceremonia presidida por el rector de la Universidad de Alcalá, José Vicente Saz.

El nuevo equipo cuenta con varios profesionales del centro hospitalario guadalajareño. Así, además de Gabriel de Arriba como vicedecano, pasa a formar parte del equipo el jefe de Neumología del Hospital de Guadalajara, el doctor José Luis Izquierdo Alonso, como vicedecano adjunto del Hospital Universitario de Guadalajara, y el enfermero Antonio Quintero López, matrón del Área Integrada de Guadalajara, q   uien continuará como vicedecano adjunto de Enfermería del centro hospitalario guadalajareño.

Gabriel de Arriba es especialista de la sección de Nefrología del Hospital de Guadalajara desde el año 1990, y en 2005 pasó a ser jefe de la misma. Por otra parte, es Catedrático de Nefrología del Departamento de Medicina y Especialidades Médicas en la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad de Alcalá, en la que también ha ocupado hasta ahora el cargo de vicedecano adjunto del Hospital Universitario de Guadalajara. Asimismo, es en la actualidad vicepresidente de la Sociedad Española de Nefrología (SEN).

El doctor De Arriba afronta esta nueva etapa con el reto de adaptar la formación universitaria en Ciencias de la Salud a la nueva situación planteada por la crisis derivada del coronavirus.

El nuevo modelo de enseñanza, apunta, debe combinar la formación online con la formación práctica en los hospitales, imprescindible para adquirir las competencias necesarias para ser médico, enfermera o fisioterapeuta.

Para ello, Gabriel de Arriba alude a la apuesta por la docencia con simuladores para que el alumnado pueda adquirir competencias prácticas en sus grados. Finalmente, destaca el objetivo de lograr que los distintos grados que componen Ciencias de la Salud (Medicina, Enfermería, Fisioterapia, Ciencias del Deporte) se integren y vayan en la misma dirección.

Despedida del anterior decano

El doctor Manuel Rodríguez Zapata, quien también ha sido hasta ahora jefe del servicio de Medicina Interna del Hospital de Guadalajara, se jubila después de seis años al frente del Decanato de la Facultad, un tiempo en el que ésta “ha progresado en todos los aspectos”.

De la nueva decana ha destacado su capacidad para enfrentarse a nuevos retos, desarrollar nuevos proyectos y situar a la facultad en una posición más relevante. Lourdes Lledó, ha señalado, “tiene un conocimiento profundo de la facultad y la Universidad, una capacidad de trabajo casi ilimitada y un enorme impulso innovador, lo que hace de ella una decana formidable que aportará una nueva dimensión a la facultad y la universidad”, y estará acompañada de un “excelente equipo con experiencia”.

Sobre la actual crisis sanitaria y las consecuencias para la docencia, apuntaba que “las circunstancias obligan a un gran esfuerzo de adaptación pero abren la oportunidad de introducir nuevos conceptos y métodos docentes”.

Por su parte, Lourdes Lledó valoraba el trabajo realizado por su antecesor, a la vez que planteaba la dificultad y el reto que está suponiendo la pandemia para llevar a cabo las actividades universitarias, “para las que necesitaremos potenciar la colaboración, la unión, flexibilidad, adaptación y la innovación de toda la comunidad universitaria”.

Asimismo, apuntaba a objetivos como la formación integral de todos los estudiantes con participación activa, la participación de todo el personal, docente y no docente; la comunicación con la sociedad mediante actividades que tengan impacto en el entorno, el desarrollo de actividades culturales y de cooperación al desarrollo, la internacionalización de los estudios, la gestión de la calidad y la divulgación del trabajo que se realiza en la Universidad, entre otros.

 
Comparte esta noticia: