Las cenizas de Dña. Severina Alonso Fernández recibirán cristiana sepultura en el cementerio de la localidad de Valera de Abajo (Cuenca) este sábado, 18 de julio, tras le celebración de una ceremonia funeral en la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, a las 19:30 horas, en la que se rendirá un sentido homenaje de recuerdo a una de las víctimas por COVID-19 que se haregistrado en la localidad durante la trágica pandemia.

Funeral en memoria de Severina Alonso Fernández, fallecida por Covid-19Severina Alonso contrajo la enfermedad durante los días más virulentos de la pandemia y falleció en el Hospital Virgen de la Luz el pasado 27 de marzo. Siguiendo las medidas decretadas por las autoridades sanitarias,  u cuerpo fue incinerado de inmediato, por lo que no pudo ser enterrada en su localidad natal, siguiendo sus creencias religiosas, algo que, como aseguran sus familiares más allegados, era su voluntad.

Y son sus familiares, a la par de llevar a cabo el deseo póstumo de la finada, quienes quieren aprovechar la ocasión para dar las gracias públicamente a todos sus vecinos valerosos por las innumerables muestras de cariño y solidaridad recibidas durante estos meses y, sobre todo, a los trabajadores municipales y a su alcalde Daniel Pérez Osma.

Los familiares de Severina Alonso y todo el pueblo de Valera de Abajo, recuerdan a una mujer que, nacida en los años de la posguerra, el 23 de enero de 1941, siempre luchó por defender los valores y los derechos de la mujer. Estudió Bachillerato y se especializó en Auxiliar de Enfermería, aunque no llegó a ejercer. Fruto de su inquietud y sus ganas de mejorar la situación de la mujer en la sociedad, en el año 1983 obtuvo el acta de concejala por el Partido Socialista Obrero Español en el Ayuntamiento de su municipio natal, siendo de esta manera la primera mujer en ostentar este cargo en Valera de Abajo, aunque los resultados electorales dieron lavictoria a  Hilario Aparicio Alonso, candidato de Alianza Popular. A pesar de estar en la oposición, según nos confirman fuentes de la familia, Severina Alonso gozó de la confianza del primer edil, ya que durante esa legislatura (1983-1987) ostentó el cargo de Tesorera.

“Para ser libres hay que ser capaces de generar recursos económicos propios”. Esta es una frase que muchas valerosas habrán escuchado de Severina Alonso, cuando incentivaba y animaba a sus amigas y a participar en la Asociación de Mujeres “Las Valeras”, y de la cual fue presidenta durante más de dos décadas. Desde la Asociación se realizaron talleres de todo tipo para fomentar la inclusión de la mujer en el tejido empresarial de la localidad. Así, se llevaron a cabo cursos de marquetería, carpintería o tapicería. Pero tal vez uno de sus mayores logros fue fomentar la participación de la mujer en los Planes de Empleo locales y en los trabajos de excavaciones de la Ciudad Romana de Valeria. También peleó por que en Las Valeras se construyera la vivienda tutelada que hoy acoge a ancianos de la localidad y alrededores.

Todos coinciden en que era una Mujer adelantada a su época, con una personalidad arrolladora, una gran maestra, gran artista (  varias veces en el certamen de “Pintura Rápida” de la Ciudad de Cuenca) y Gran Persona. Entre su amplia obra figuran el cuadro que fue adquirido por el Ayuntamiento de Las Valeras en memoria de las víctimas del terremoto de Haití (2010) y cuyo dinero, la propia Severina Alonso donó para el pueblo de Haití. También el cuadro en el que plasmó cuando ella fue pregonera de sus Fiestas Patronales de Valera de Abajo, en honor a la Virgen del Rosario, en 2001.

 
Comparte esta noticia: