La ermita de San Julián El Tranquilo ha vuelto a sufrir actos vandálicos que, en esta ocasión, se han traducido en la puerta forzada y el robo del cepillo.

Unos excursionistas han descubierto la puerta forzada este miércoles por la mañana y han dado aviso al 112.

Según ha podido saber EL LIBERAL, los actos vandálicos se concentran en la entrada de la ermita ya qu

Puerta forzada de la ermita de San Julián el Tranquilo. Foto: Jesús Razquin

e no han podido acceder a la sacristía.