Feria medieval en FuentenovillaFuentenovilla ha viajado a su pasado en la decimotercera edición de su Feria Medieval conmemorando, entre otras cosas, la fundación de Fuentenovilla por los caballeros de la orden de Calatrava  . El evento, que siempre se celebra en dos jornadas intensas en el último fin de semana del mes de agosto, ha sido ampliado en 2016 a una tercera, en la que fue presentado el libro ‘101 cosas que hacer en Guadalajara’, obra de los periodistas Angel de Juan y Raúl Conde. Tuvo lugar el viernes, en el Salón de Plenos. De Juan estuvo acompañado en la mesa de ponentes por el concejal de Cultura, Pablo de la Torre, y por la alcaldesa de Fuentenovilla, Montserrat Rivas.

Publicado por Editores del Henares bajo el sello de su colección ‘Temas de Guadalajara’, el libro propone un viaje por Guadalajara entera a través de 101 sugerencias que conforman una variada selección de la oferta cultural y turística que esta tierra ofrece en las comarcas de la Serranía, el Señorío de Molina, la Alcarria y la Campiña. Así, el libro aborda 101 actividades para indagar una de las provincias más desconocidas de España. Entre las 101 sugerencias seleccionadas por Conde y De Juan se incluye la visita a pueblos, monumentos, fiestas, restaurantes, librerías y lugares de interés a lo largo y ancho de toda Guadalajara.  Muchas de ellas están relacionadas con vestigios medievales, y también hay varias relacionadas directa o indirectamente con Fuentenovilla en las que se hizo hincapié este fin de semana.

Ya metidos en la Feria Medieval, fueron los fuentenovilleros  quienes decoraron la villa recordando los detalles de su historia y su origen relacionado con los caballeros calatravos. Muchos de los puestos que rodeaban la plaza estaban atendidos por lugareños, mezclados con otros venidos de diferentes puntos de la provincia y de fuera de ella. Todos ofrecían a los visitantes sus mejores productos. El Ayuntamiento no exige canon alguno por las paradas. “Como cada año, la selección de puestos que hubo y sus mercaderías sorprendieron por su originalidad en unos casos y por las deliciosas viandas que se vendían en otros”, valora Montserrat Rivas, alcaldesa de Fuentenovilla.

Legend Especialistas levantó su campamento medieval haciendo las delicias de los niños los dos días en los que permaneció abierto, hubo tiro con arco, se mostró a propios y extraños la forma de fabricar instrumentos y  herramientas, un taller de cuernos de llamada etc.

El sábado por la noche llegó el concierto de música folk del grupo Aljibe enmarcado dentro del ciclo ‘Cultura en Ruta’ que organiza la Fundacion Siglo Futuro y patrocina la Diputación Provincial. “Fue todo un éxito por el que los vecinos nos transmitieron sus felicitaciones. Lamento que Juan Garrido, presidente de la Fundación Siglo Futuro, buen amigo de Fuentenovilla, no haya podido asistir como le hubiera gustado por circunstancias personales”, valora Rivas. Después del concierto, una segunda actuación, la de El Monge, dejó igualmente boquiabierto al público con su espectáculo de fuego, en el que supo combinar sus habilidades como faquir, con una puesta en escena magnífica. Alternó, con gran elegancia, la mística con la comedia.

Fuentenovilla Picota Fuentenovilla

 

El origen medieval de Fuentenovilla y su pertenencia a la Orden de Calatrava se remontan al siglo XII. Ya en año 1133 se menciona por primera vez el nombre de Fuentenovilla en el Fuero de Guadalajara que otorgó el Rey Alfonso VIII. Fue en el año de 1176 cuando el rey Alfonso VIII donó Fuentenovilla a la orden de Calatrava, quedando desde entonces encuadrada en la encomienda de Zorita, y regida por el Fuero de Zorita de 1180. Ya a finales del siglo XIV se convierte en una entidad urbana de cierta consideración, al conseguir sus vecinos que el lugar no sea enajenado de la orden de Calatrava. En 1396 consiguen todos los pueblos de la encomienda de Zorita un privilegio por el que no se podrá vender bienes raíces a ningún particular.

El monumento más destacado de Fuentenovilla es su Picota del siglo XVI, sobre la que se exponían los reos y las cabezas o cuerpos de los ajusticiados por la autoridad civil. Es de tipo renacentista.