José Luis Chamón con el alcalde pedáneo de Navalón, Abel Zarzuela

Finalizaron las obras de reperfilado, acondicionamiento y asfaltado en el camino de Jábaga a Navalón, que han sido realizadas en tiempo record.

Se trata de obras que, presupuestadas en 94.000 euros, más IVA, han sido llevadas a cabo gracias a los remanentes positivos que el Ayuntamiento de Fuentenava de Jábaga tenía acumulados a lo largo de los pasados ejercicios demostrando, así, eficacia y rigor en la gestión y en la tramitación que hacen, del actual camino de 3.595 metros de longitud y 5, 30 de anchura, una vía moderna y transitable de acceso a la carretera CUV 2123.

Los alcaldes en la nueva carretera, con Jábaga al fondo

Se trata de una vía que, desde hoy, acorta distancias y, sobre todo, acerca el acceso a la autovía A-40  no solo a las pedanías de Navalón, Villar del Saz de Navalón y Sotoca sino que, también, a los municipios que quedan al lado de las carreteras CU 2123 y CU 2172. Se trata de una vieja aspiración. De un sueño que tiene realidad porque, esos pueblos, ya no tendrán que buscar la autovía por rutas más alejadas. Era un objetivo del Ayuntamiento porque, así, de cierta manera, al tiempo que se vertebra el municipio, se acerca la autovía a nuestros usuarios sin necesidad de llegar, por ejemplo, a Chillarón. Un logro que ha sido llevado a cabo con el remanente, con los ahorros acumulados en los últimos años.

Ahora, solo queda que el camino de Jábaga a Chillarón sea una realidad y que, pronto, tras la también asfaltada carretera de acceso a Jábaga, podamos ver en marcha las obras de acondicionamiento y asfaltado del mismo. Un proyecto que, recordemos, fue noticia en el Pleno del 14 de Julio del pasado año cuando se anunció que estaba incluido en el Programa de Inversiones e Infraestructuras de la Diputación Provincial y que, además, había sido aprobado en el Pleno Provincial y, más aún, se había dotado presupuestariamente con 197.000 euros.

El camino de tierra será asfaltado y, con ello, se beneficiarán los vecinos de Jábaga, Chillarón y Señorío del Pinar al permitir unir municipios facilitando accesos a servicios básicos como la sanidad.