Este próximo viernes, Fuentenovilla va a acoger, a partir de las nueve de la noche, el Vía Crucis interparroquial del Arciprestazgo de Pastrana, que este año se convoca en la villa alcarreña de Fuentenovilla, organizado por la parroquia, con la colaboración estrecha de los vecinos y de la Banda de Cornetas y Tambores de Fuentenovilla. “A la Banda de Música le hacía mucha ilusión celebrarlo en Fuentenovilla, y Antonio Gaona, nuestro párroco, manifestó todo su apoyo”, comenta Montserrat Rivas, alcaldesa de Fuentenovilla.

El Vía Crucis interparroquial surgió a raíz de la presencia de la Cruz de los Jóvenes en Pastrana el 28 de noviembre de 2010, año preparatorio para la Jornada Mundial de la Juventud, celebrada en Madrid el año 2011. La Cruz de los Jóvenes fue acogida por diversas cruces parroquiales acompañadas por sus fieles.

El Vía Crucis interparroquial cita a 25 pueblos de Guadalajara y Madrid este viernes en Fuentenovilla
Este próximo viernes, Fuentenovilla va a acoger, a partir de las nueve de la noche, el Vía Crucis interparroquial del Arciprestazgo de Pastrana, que este año se convoca en la villa alcarreña de Fuentenovilla, organizado por la parroquia, con la colaboración estrecha de los vecinos y de la Banda de Cornetas y Tambores de Fuentenovilla.

El éxito de la convocatoria animó a convocar en la siguiente cuaresma un Vía Crucis arciprestal con la presencia de imágenes religiosas. El primero se realizó en 2011 en Mondéjar. En años posteriores, se ha celebrado en Almoguera, Driebes, en 2014 en Albalate, por cumplirse el V Centenario del hallazgo de su Santa Cruz, en 2015 en Pastrana, por ser V Centenario del nacimiento de Santa Teresa y haber sido declarada Pastrana “Ciudad Teresiana”, en 2016 en Almonacid de Zorita y los dos últimos años en Illana y Yebra. Después de todos estas ediciones, el Vía Crucis se ha consolidado como un magnífico preludio de la Semana Santa.

En el Vía Crucis van a participar, además de Fuentenovilla, 25 pueblos de Guadalajara y Madrid: Albalate de Zorita, Albares, Almoguera, Almonacid de Zorita, Ambite, Aranzueque, Barajas de Melo, Carabaña, Driebes, Escariche, Escopete, Hontoba, Hueva, Illana, Leganiel, Loranca de Tajuña, Mazuecos, Mondéjar, Orusco, Pastrana, Pozo de Almoguera, Sayatón, Valdeconcha, Yebra y Zorita de los Canes.

La procesión comenzará a las nueve de la noche con un saludo y bienvenida por parte del párroco local, para inmediatamente después intervenir la banda de cornetas y tambores de Fuentenovilla, que acompañará a los fieles tocando en los momentos de marcha de la procesión, tal y como lo hacen habitualmente en la Semana Santa local. Posteriormente, se iniciará propiamente el Vía Crucis, presidido por la Cruz Parroquial de Fuentenovilla y detrás, y, a continuación, para marchar en procesión conjunta, los fieles de cada pueblo arropando a las imágenes por las que guardan devoción. Cada pueblo aporta simbología propia para dar vistosidad al desfile. Unos vienen con estandarte, otros contribuyen con su banda y tambores y algunos con las veneradas tallas. Se prevé que desfilen doce imágenes diferentes relacionadas con la Semana Santa. Fuentenovilla participará con tres: Cristo de Medinaceli, Jesús de Nazareno y la Virgen de la Soledad.

En cada estación tendrá protagonismo una localidad. La última será declamada por la Parroquia de Fuentenovilla. La anfitriona, por cortesía, será la última en salir. Por el contrario, al termino de la procesión, será la primera en llegar a la plaza para recibir al resto de pueblos invitados. Así se pondrá fin a la procesión con la decimocuarta estación, la oración final y una saeta. Las imágenes de Fuentenovilla volverán a la parroquia y habrá una despedida de agradecimiento, acompañada por la banda de música.

Desde la segunda edición, el Vía Crucis se realiza en viernes, su día más propio, y por la noche con el fin de que la procesión gane en solemnidad y vistosidad, al mismo tiempo que se facilita la participación de los que trabajan de día o en sábados. El recorrido habitual de las procesiones de Fuentenovilla, se verá ampliado para dar cabida a todos los feligreses. El trayecto de unos 1.400 metros comenzará y acabará en su Plaza Mayor, y recorrerá las calles Francisco Castellote, Amargura, Norte, Blas de Salcedo, Mayor, Soledad, para regresar otra vez a la plaza transitando de nuevo por las vías Amargura y Francisco Castellote.

Para terminar el acto, en la Plaza del Angel se invitará a todos los asistentes a chocolate y dulces.  El Ayuntamiento de Fuentenovilla lleva tiempo preparando esta importante cita para que todo salga perfecto. “En total participarán unos 80 voluntarios entre las personas que elaboran el chocolate, los que portan los pasos y los que organizan el aparcamiento. Se estima que acudan a nuestro municipio más de un millar de fieles, llegados de las diferentes localidades de la Alcarria Baja”, señala Montserrat Rivas.