El V Vermú Solidario organizado por Strómboli y Fundación Nipace y celebrado en las pasadas Ferias de Guadalajara ha logrado recaudar un total de 32.987,45 euros que, un año más, irán destinados a Nipace para apoyar su labor con los niños y jóvenes con parálisis cerebral o problemas neuromotores.

El V Vermú Solidario recauda casi 33.000 euros para la Fundación Nipace
El equipo del restaurante Strómboli, impulsor de esta iniciativa, hizo entrega del cheque al presidente de Nipace en las instalaciones de la Fundación

El equipo del restaurante Strómboli, con su propietario Jaime López a la cabeza, hicieron entrega recientemente del cheque con el importe recaudado al presidente de Nipace, Ramón Rebollo, quien agradeció a esta familia de hosteleros el apoyo continuado con ésta y otras iniciativas a la labor de la Fundación.

Tanto Jaime López como Ramón Rebollo ha destacado la consolidación y buena acogida del vermú solidario, una cita arraigada en el calendario de Ferias y Fiestas de Guadalajara que aúna ocio, gastronomía y solidaridad.

El presidente de Nipace, Ramón Rebollo, afirma que “es algo ilusionante y que nos llena de emoción ver la respuesta de Guadalajara en general. Se intentó hacer un poquito más grande y un día más, con el sábado, para dar cabida a aquella gente que el año pasado se podía quedar sin atender y este año nos ha sorprendido enormemente la respuesta de Guadalajara en todos los niveles”.

Cabe destacar la cantidad récord recaudada en esta edición y que triplica a la de hace dos años, cuando se logró la ya importante cifra de 12.829,74 euros, que a su vez duplicó la cantidad de la anterior edición, lo que muestra el éxito y aceptación de esta iniciativa que cada año tiene mayor acogida entre los guadalajareños.

“El listón se va a quedar alto para el año que viene, pero hay que intentar volver a superarlo y habrá alguna sorpresa y nuevas ideas. Creo que el vermú tiene que ir en crecimiento y con la respuesta de este año estamos convencidos de que crecerá al año que viene”, añade Rebollo.

Más de una veintena de personas entre familiares y amigos de Strómboli, así como todo el equipo de Fundación Nipace, se vuelcan en esta iniciativa a la que se suman otros tantos artistas que amenizan esta cita para crear el mejor ambiente.

“Han trabajado en el vermú 21 voluntarios, personas que sin ánimo de lucro han dedicado toda esa semana a trabajar por ese vermú y los niños con parálisis cerebral y tendrán siempre nuestro agradecimiento eterno porque eso es increíble. Son unos momentos preciosos pero agotadores de trabajo”, explica Rebollo.

Los fondos recaudados permitirán seguir colaborando a la labor desarrollada por Nipace, ampliar sus servicios y avanzar en tratamientos y tecnología que permitan mejorar la vida de los niños con parálisis cerebral.

En este sentido, el presidente de Nipace ha querido detallar alguno de los datos de este vermú que visibilizan la ayuda que supone. Así, se repartieron 241 barriles de cerveza “con cuya recaudación se puede costear 290 sesiones del robot lokomat, los 74 jamones ibéricos consumidos permitirán costear 323 sesiones de exoesqueleto, mientras los 290 kilos de langostinos repartidos harán posible financiar 382 sesiones de hidroterapia”.

Coincidiendo con el acto de entrega de la recaudación,  se ha realizado una visita a las instalaciones de Nipace para conocer de primera mano el trabajo realizado en este centro de rehabilitación, así como los últimos tratamientos a los que, gracias a apoyos como éste, se van sumando cada año más recursos.

Cabe recordar que Fundación Nipace es pionera en la introducción de los métodos NIE con órtesis Adeli, Spidersuit, del robot Lokomat e IM-Hirob y uno de los centros de rehabilitación neurológica más importantes de Europa.

Esta Fundación, de carácter nacional, viene prestando servicio de atención integral a niños y jóvenes con parálisis cerebral y trastornos neuromotores desde el año 2004.

Tres años después, en 2007, Nipace abrió su centro de rehabilitación, que este año cumple una década en funcionamiento y en el que cientos de niños han recibido tratamientos y metodología de última generación.

En la actualidad, desde este centro se atienden al año a cerca de 150 niños afectados por parálisis cerebral de toda España.