El Consejo de Gobierno aprobará el próximo martes el uso obligatorio de la mascarilla de forma permanente en Castilla-La Mancha, excepto en las salvedades habituales, una medida que ya han adoptado numerosas comunidades autónomas y que servirá también como homenaje a todos los profesionales “que se están dejando la piel, a la gente que se está esforzando y a los fallecidos y sus familiares”.

El uso de las mascarillas de forma permanente también será obligatorio en Castilla-La Mancha
García-Page ha avanzado también que antes de acabe este mes de julio, habremos llegado al récord en Castilla-La Mancha en la realización de pruebas diagnósticas de la COVID, pues 1 de cada 5 personas, más del veinte por ciento de la población de la región, se la habrá practicado.

De esta forma lo ha anunciado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante la visita que este viernes ha cursado a Carcelén para conocer las nuevas instalaciones del aeródromo de la localidad albaceteña, una de las 18 bases aéreas de prevención y extinción de incendios con las que cuenta la región.

García-Page no ha querido dejar de reconocer el buen comportamiento que, al respecto, está llevando a cabo la población en Castilla-La Mancha, donde “el 98 por ciento de la gente está cumpliendo correctamente con la norma, pero no queremos que ese pequeño margen que no se comporta como debe –ha añadido- termine haciendo estériles las medidas de prevención del resto”.

Asimismo, ha recordado que desde el Gobierno regional “afortunadamente hemos tenido la cautela de repartirlas, diez millones ni más ni menos, y es probable que nos planteemos nuevos repartos a la vuelta del verano”.

Cifra récord en pruebas diagnósticas de la COVID

Esta medida, ha proseguido García-Page, se suma a otras tantas que está adoptando el Ejecutivo regional para prevenir el contagio del coronavirus, como la contratación de más de 420 “rastreadores” o la realización de pruebas diagnósticas.

Así, el presidente castellano-manchego ha avanzado que antes de acabe este mes de julio, habremos llegado al récord en Castilla-La Mancha en la realización de pruebas de la COVID, pues 1 de cada 5 personas, más del veinte por ciento de la población de la región, se la habrá practicado.

Asimismo, ha asegurado que “nos vamos a plantear más estudios epidemiológicos a lo largo del verano” pues “agosto no va a existir a los efectos de trabajo de prevención para el sistema sanitario”, ha apostillado.

 
Comparte esta noticia: