Omio, la plataforma de viajes líder en tren, autobús y avión, ha analizado las principales rutas europeas que se pueden realizar en tren o avión.

RUTAMinutos en TrenMinutos en aviónMinutos ahorrados
Londres – Bruselas116304188
Paris – Londres137318181
Paris – Bruselas82246164
Roma – Napoles66218152
Rennes – Paris87236149
Roma – Florencia72207135
Paris- Bordeaux126254128
Stuttgar – Frankfurt77194117
Londres – Leeds133247114
París – Marseille187297110
Valencia – Madrid98206108
Bruselas – Amsterdam112219107
Paris – Lyon117224107
Manchester – Londres125229104

Hay muchísimos trayectos del viejo continente en los que se tarda menos cogiendo el tren que subiéndose a un avión; Omio destaca 25 entre los principales.

Madrid-Valencia se posiciona como la ruta nacional líder en ahorro de tiempo en comparación con el avión, 1 hora y 18 minutos es lo que nos ahorramos si nos decantamos por el tren en lugar del avión. Este trayecto se posiciona como el catorceavo en el ranking europeo.

Hasta 3 horas y 8 minutos pueden ahorrar los viajeros de la ruta Londres-Bruselas que decidan recorrer el Canal de la Mancha a través del Eurotúnel, tiempo extra suficiente para ir al Atomium o perderse por las calles del centro y visitar el Manneken Pis o la Grand Place. El trayecto en tren entre la capital británica y la capital de Europa es el que más tiempo ahorra de toda Europa en comparación con la misma ruta en avión, con una duración de 1 horas y 46 minutos, respecto a las 5 horas y 6 minutos que requieren volar teniendo en cuenta controles de seguridad y tiempos de desplazamiento desde y hasta los aeropuertos y estaciones.  Cogiendo este tren se ahora un 55% en el CO2 que gastaríamos si hiciéramos el trayecto en avión.

Otras rutas entre capitales europeas en las que el tren es la opción más rápida son París-Londres (que también implica un ahorro en CO2 del 55%), también a través del Canal de la Mancha, con una diferencia de 3 horas y un minuto entre el tren y el trayecto en avión; París-Bruselas; con un ahorro de 2 horas y 44 minutos; y Roma-Nápoles, en la que el vuelo toma 3 horas y 38 minutos frente a la hora y 6 minutos del tren.

Viaje sostenible

Son múltiples los motivos por los cuales la gente decide viajar en tren o autobús en lugar de avión, pero entre ellos destaca uno que en los últimos años ha ido cogiendo más relevancia: la sostenibilidad del trayecto. Según una el estudio de Omio, realizada en colaboración con YouGov, más de la mitad de las personas (58%) cree que el tren es la opción de transporte ‘más ecológica’. Aquí son los encuestados más jóvenes, aquellos entre 18 y 24 años, quienes más cambiarían, bajo ciertas condiciones, al autobús o al tren en lugar de volar.

En España, gracias al gran desarrollo del AVE, que fue la primera red europea y la segunda del mundo, tan solo superada por la china, el tren saca ventaja al avión en muchas rutas por la facilidad de llegar y salir de las ciudades. Concretamente, el AVE Madrid-Valencia supone un ahorro de casi hora y ocho minutos respecto al avión; el AVE Madrid-Córdoba un ahorro de una hora y 40 minutos respecto a la conexión aérea y desde Madrid a otra capital andaluza, Málaga, se tarda una hora y cuarto.

 

Sobre Omio, una marca de GoEuro Corp.

Omio es una plataforma de viajes que permite a los usuarios buscar y reservar trenes, buses y vuelos por toda Europa. Con más de 800 operadores de transporte europeos, Omio está revolucionando la experiencia de reserva y planificación de viajes, ofreciendo constantemente a los usuarios más opciones, precios transparentes, tiempos e itinerarios de viajes y una reserva más sencilla.

Omio permite a los viajeros que busquen desde y hacia cualquier ubicación, incluyendo pueblos y pequeñas ciudades, mostrando las mejores combinaciones de transporte, al mismo tiempo que elimina la necesidad de visitar diferentes webs para planificar el viaje al completo. Con Omio, la planificación del viaje es fácil, flexible y personalizable.

La startup de viajes tiene su sede en Berlín, con más de 300 empleados de más de 45 países. El pasado 23 de octubre de 2018 Omio anunciaba el cierre de su última ronda de financiación con un total de 150 millones de dólares liderada por Kinnevik, Temasek y Hillhouse. Se trató de una de las rondas de financiación más grandes de Alemania, duplicando el capital total de la compañía recaudado hasta la fecha.

La startup de viajes se lanzó en 2013 como GoEuro y se cambió de nombre para convertirse en Omio a principios de 2019. Tiene su sede en Berlín con más de 300 empleados de 45 países diferentes y su última ronda de financiación se anunció en octubre de 2018, con un total de $ 150 millones y dirigida por Kinnevik AB. Temasek y Hillhouse.

Sobre el estudio

Los datos utilizados se basan en una encuesta en línea realizada por YouGov Deutschland GmbH en la que participaron 1013 personas entre el 14.11.2019 y el 18.11.2019. Los resultados han sido ponderados y son representativos de la población de 18 años o más en España”.