Vídeo

 

 

 

El travertino es una roca carbonatada, precipitada alrededor de manantiales o de aguas de escorrentías variadas con sobreconcentración de carbonato de calcio. Es por lo normal blancuzco, amarillento o beige, y poroso o cavernoso, cuando contiene restos de plantas como el caso que nos ocupa en Uña, en la provincia de Cuenca. Un travertino que tuvo su origen con la formación de la propia Laguna y que, ahora, se encuentra inactivo desde la modificación de su régimen hídrico como consecuencia de la puesta en marcha del canal, a principios del siglo XX, que lleva las aguas hasta la central de Villalba de la Sierra.

 

 
Comparte esta noticia: