El subdelegado del Gobierno de Guadalajara destaca que la Constitución nos ha dado “los mejores años de la historia de España”
• Canales ha destacado que los 40 años transcurridos desde su aprobación han sido “el periodo de libertad y prosperidad” más largo que ha vivido nuestro país

La Subdelegación del Gobierno en Guadalajara ha acogido esta mañana el acto institucional del Día de la Constitución, convocado conjuntamente con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, la Diputación y el Ayuntamiento de Guadalajara, que este año ha tenido una significación especial al cumplirse 40 años de la aprobación de la Carta Magna. El subdelegado del Gobierno, Ángel Canales, ha intervenido en nombre de las cuatro administraciones, acompañado por el vicealcalde del Ayuntamiento de Guadalajara, Jaime Carnicero, el presidente de la Diputación, José Manuel Latre, y la delegada en funciones de la Junta de Castilla-La Mancha, Ángela Ambite.

En su intervención, Canales ha subrayado que la Constitución de 1978 abrió “el periodo de libertad y prosperidad más largo de la historia de España”, y ha señalado que estos 40 años “no han sido perfectos, pero sí los mejores de nuestra historia, porque los hemos vivido en paz y en libertad”. Durante esta etapa, ha resaltado, “España ha crecido y evolucionado hasta ser un país más igualitario y más moderno, y no solo nos hemos equiparado al resto de países de Europa, sino que hemos sido pioneros en el desarrollo de derechos y libertades, convirtiéndonos en modelo para otros países”.

En el punto de partida de estos avances ha situado la Constitución, que fue “fruto de un consenso que requirió de generosidad”, tanto de quienes alumbraron el texto, como de la ciudadanía que después lo aprobó con una amplísima mayoría cercana al 90%. El balance de estos 40 años, ha asegurado, “es francamente positivo y podemos afirmar que las renuncias de unos y otros para lograr aquel consenso han sido compensadas con creces”.

Por eso, “igual que todos nos sentimos orgullosos de los avances que hemos logrado bajo el manto de la Constitución, también todos somos responsables de revitalizarla y hacerla más fuerte, y nos corresponde ahora a nosotros esforzarnos para que la sociedad actual y futura siga reconociéndose plenamente en ella, y de este modo siga proporcionándonos la estabilidad y cobijo del que hemos disfrutado durante estos últimos 40 años”, ha indicado. Para ello, ha hecho hincapié en que “los valores de libertad, justicia, igualdad y el pluralismo político”, consagrados por la propia Constitución en su artículo primero, contienen “la respuesta a muchos de los desafíos que se nos presentan en este momento”.