La alcaldesa socialista de Mira, Miriam Lava, ha salido al paso de las críticas recibidas a través de redes sociales por parte de responsables de Podemos y ha demostrado con datos la importancia que el PSOE da a luchar contra la despoblación a través de las inversiones. Según ha señalado Lava, en La Cañada de Mira, que cuenta con 18 habitantes censados, se han invertido en los últimos años un total de 218.000 euros, “una cifra muy superior a lo que recibe cualquier pueblo de gran tamaño”.

El PSOE tranquiliza a la población sobre la potabilidad del agua en Mira
La Cañada de Mira tiene 18 habitantes censados y ha recibido una inversión de 218.000 euros en los últimos años

El Ayuntamiento de Mira ha llevado a cabo inversiones a través del Plan de Obras y Servicios de Diputación por valor de 174.000 euros, también se han invertido 20.000 euros en la mejora del alumbrado, así como otros 24.000 euros en la red de abastecimiento de agua. En relación a este servicio, Lava ha tranquilizado a la población aseverando que la potabilidad está garantizada por la empresa Micromart, que realiza análisis con regularidad según indican los estándares de Sanidad. En este sentido, Lava considera “lamentable” que se alarme a la población sin ningún tipo de prueba, “sólo basándose en rumores y habladurías”.

Desde el PSOE de Cuenca han recordado que el asfaltado del camino que une La Cañada de Mira con Camporrobles se llevó a cabo por la decisión de sus vecinos y vecinas, por tanto le ha recomendado “que pregunte a la gente antes de verter las críticas al Consistorio”, ha apostillado Lava. 

“El Ayuntamiento de Mira, al igual que todos los consistorios de la provincia de Cuenca, está haciendo un esfuerzo muy importante para dar los servicios a toda la gente que, a causa de la pandemia, ha decidido venir al pueblo a pasar el verano, lo que ha provocado que algunos núcleos urbanos multipliquen varias veces su población”. La alcaldesa de Mira es consciente de que hay que seguir trabajando para mejorar la aldea de La Cañada y ha pedido comprensión a toda la ciudadanía ante la situación excepcional que se está viviendo este año y que ha hecho que el medio rural se llene de gente que no vive habitualmente.

Desde el PSOE de Cuenca piden que se deje de lado la “política rastrera”, indicando que “sería mucho mejor que esta gente estuviera viviendo en el territorio y fijando población para trabajar de forma constructiva por la calidad de vida de estos 18 vecinos, tal y como está haciendo la alcaldesa Miriam Lava”. 

 
Comparte esta noticia: