El PSOE de Guadalajara inicia una precampaña muy pegada al territorio para hacerse eco de las soluciones que necesita Guadalajara
• A partir del domingo se realizarán distintos actos en Marchamalo, Brihuega, El Casar, Torrejón del Rey, Cabanillas, Sigüenza, Molina de Aragón, Mondéjar, Azuqueca de Henares y Guadalajara, donde cerrarán la campaña.

La intensa actividad previa al inicio de la campaña electoral ha llevado en las últimas semanas al PSOE de Guadalajara por todos los rincones de la provincia de Guadalajara, realizando reuniones con los representantes políticos de más de un centenar de municipios de nuestra provincia. La caravana socialista ha visitado ya Saúca, Molina de Aragón, Cantalojas, Jadraque, Driebes, Pastrana, Mandayona, Cifuentes y mañana llegará a Sacedón, con sendas reuniones en las que han participados alcaldes y concejales de todos los municipios de su zona de influencia. Un formato más reducido con el que “acercarnos de forma más directa a las necesidades de cada una de las zonas de nuestra provincia para poder tomar nota y actuar de forma más eficaz desde las administraciones”, ha resumido el Secretario de Organización Provincial, Rafael Esteban.

En el caso de los encuentros mantenidos esta última semana, han culminado con actos públicos de precampaña por la tarde, tanto en Driebes, como en Pastrana y Cifuentes, en los que los dirigentes provinciales y miembros de las candidaturas al Congreso y al Senado del PSOE han hecho llegar algunos de los principales objetivos con los que el partido afrontará la inminente y especialmente breve campaña electoral que arrancará el próximo viernes día 1 de noviembre, una fecha “delicada” para dar comienzo a una carrera electoral que finalizará con la convocatoria del domingo día 10, por lo que el PSOE provincial comenzará el grueso de los actos a partir del domingo día 4, visitando el mercadillo de Marchamalo y también en la localidad de Brihuega.

En el acto de ayer, celebrado en Cifuentes, el Secretario General del PSOE en Guadalajara, Pablo Bellido, ha hecho un llamamiento a la movilización el próximo 10 de noviembre para conseguir “un gobierno fuerte, sin dependencias y que garantice los derechos de la ciudadanía”. Bellido ha instado a la ciudadanía a “aparcar el desánimo, porque es mejor emplear media hora en votar, aunque sea enfadado, que estar cuatro años lamentando los recortes en servicios y en libertades que impondrá la derecha si gana”. En este sentido, ha insistido en que el 10 de noviembre “no se decide si el PSOE gana o pierde las elecciones, si no si España gana o pierde” y ha hecho hincapié en que España “es mucho más que una bandera, es un conjunto de valores, de derechos y de vida en comunidad, y el PSOE es un instrumento al servicio del país y de la sociedad para mejorarla”.

Tras hacer una enumeración de algunas de las medidas sociales puestas en marcha por el Gobierno de Pedro Sánchez, tales como la subida del Salario Mínimo Interprofesional, la garantía del sistema público de pensiones o el compromiso con la igualdad y contra la violencia de género, Bellido ha insistido en que sólo hay dos gobiernos posibles tras las elecciones del 10 de noviembre: “El del PSOE, que seguirá impulsando medidas sociales que mejoren la vida de la gente, o el del PP apoyado por Vox, que aprobará las leyes que decida la ultraderecha”.

Así, ha señalado que de los tres diputados que se eligen en la provincia de Guadalajara, uno será para el PSOE, otro para el PP y el tercero puede ser para el PSOE o para Vox. “Quien no quiera que gobiernen los que se manifiestan para decir que no existe la violencia de género o que la mejor protección ciudadana la garantizan las armas, en Guadalajara tiene que votar al PSOE, porque votar otras opciones es abrir la puerta a Vox”.