El proyecto participativo “Cuenca, En Marcha!” cumple un mes con más de 150 propuestas recogidas por toda la ciudadTras un mes en funcionamiento, el proyecto participativo de PODEMOS Cuenca, “Cuenca, En Marcha!”, ha recogido ya más de 150 propuestas. Entre las propuestas recibidas destacan las intervenciones en zonas verdes y parques infantiles, la creación de carriles bici y la mejora de las infraestructuras para peatones por toda la ciudad. El modelo municipal que se está perfilando con las propuestas recibidas hasta el momento apuesta además por la revitalización del tejido empresarial de la ciudad, aprovechando los recursos culturales, patrimoniales y naturales que ofrece nuestro rico territorio. Como resultado de todo ello, las propuestas que están surgiendo desde la ciudadanía apuntan hacia un modelo de ciudad que vuelva a vivir de cara a la serranía, a los ríos y a la cultura, sin perder de vista la buena habitabilidad y, sobre todo, la calidad de vida de todas las personas en nuestra ciudad.

El equipo de recogida de propuestas ha valorado muy positivamente el acogimiento de esta herramienta participativa por la ciudadanía conquense, así como la calidad de las propuestas recibidas. Gracias a la recogida de propuestas por vía telemática en www.cuencaenmarcha.es, y las propuestas in situ recogidas durante las primeras paradas de la Ruta del Cambio, se está construyendo un programa de ciudad basado de forma directa en las necesidades de la ciudadanía conquense, dejando de lado los intereses partidistas y las ocurrencias a las que nos tenía acostumbrada la clase política hasta ahora.

El próximo sábado 3 de noviembre continuará la recogida de propuestas en la Ruta del Cambio con la siguiente parada, que será en la Plaza de la Hispanidad. En paralelo, el equipo de recogida de propuestas continúa también las reuniones con agentes sociales para la inclusión de aquellas medidas sectoriales que, por su especificidad o dificultad técnica, pudieran quedar al margen del debate público.

Una vez más, se está demostrando que la integración de la ciudadanía en la vida política es la única forma de elevar la calidad del debate y de mantener la realidad municipal en la agenda pública. No existe forma más efectiva de cambiar la política de nuestra ciudad que incluir a las personas y sus necesidades en el centro del debate, sólo así conseguiremos alejar los intereses personalistas de nuestras instituciones e impulsar un modelo de ciudad para los y las conquenses.