El primer semestre del año 2020 ha sido más cálido de lo normal en la región
El libro “Comportamiento Climatológico del Primer Semestre del Año 2020 en Castilla – La Mancha”, publicado por la Delegación Territorial de la AEMET en la región muestra que la primera mitad del año en curso ha sido más cálida de lo normal en toda la región y más húmeda de lo habitual en la parte oriental de esta.

La Delegación Territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) en Castilla – La Mancha ha publicado el libro “Comportamiento Climatológico del Primer Semestre del Año 2020 en Castilla – La Mancha”, texto en el que se realiza un extenso análisis de los elementos de temperatura y precipitación registrados en cada una de las cinco provincias de la región durante la primer mitad del año en curso, así como su relación con la evolución del agua embalsada en la región y las consecuencias que los distintos episodios meteorológicos adversos han tenido en la producción agrícola de la misma.

En líneas generales, este primer semestre ha resultado ser más cálido de lo normal en todas las provincias de la región, destacando la provincia de Cuenca por ser en la que se ha registrado la mayor anomalía térmica positiva, siendo este primer semestre 2,0 ºC más cálido de lo normal. Asimismo, en cuanto a la cantidad de precipitación recogida, la zona más oriental de la región ha resultado ser más húmeda de lo habitual, destacando la provincia de Guadalajara, en la que se ha registrado un 44 % más de precipitación respecto del valor normal. mientras que en la zona más oriental se ha recogido una cantidad de precipitación similar a la habitual o incluso algo menor, sobre todo en la provincia de Ciudad Real.

En cuanto al agua embalsada en la región, el hecho de que el primer semestre del año haya sido más húmedo de lo normal en el este de la región, ha provocado que en esta zona la reserva hidráulica haya mejorado con respecto a los valores registrados durante el año 2019, destacando la cuenca del Tajo, donde las abundantes lluvias registradas en la zona de las Parameras del Alto Tajo han provocado que el caudal del Rio Tajo haya aumentado, y por tanto, también haya aumentado la reserva hídrica de su cuenca. Procede destacar que la única provincia que ha visto su reserva hídrica perjudicada durante el primer semestre del año ha sido Ciudad Real, debido principalmente al déficit de precipitación registrado en la provincia. No obstante, como consecuencia de que 2019 fue más seco de lo normal, la reserva hídrica de la región todavía se encuentra por debajo de los valores habituales, necesitándose que la segunda mitad del año sea también húmeda para que se puedan alcanzar los valores normales a final de año, y por tanto, disminuir el riesgo de sequia para 2021.

Asimismo, los datos mostrados en la presente publicación, junto con los obtenidos para los tres años anteriores parecen indicar que los efectos del cambio climático ya han llegado a la región debido al hecho de que está comenzando a ser una tendencia en la región que se registren anomalías térmicas positivas.

La preparación del texto de la presente publicación ha corrido a cargo de Francisco Javier Fernández Alonso, alumno del Grado en Física de la Universidad Autónoma de Madrid y de Paloma Castro Lobera, Delegada Territorial de la AEMET en Castilla – La Mancha. Por otro lado, los oleos utilizados en la portada y contraportada han sido pintados por Almudena Castro Lobera. El libro se puede consultar de modo íntegro en el siguiente enlace:

https://www.researchgate.net/publication/343861954_Comportamiento_Climatologico_del_Primer_Semestre_del_Ano_2020_en_Castilla_-_La_Mancha

 
Comparte esta noticia: