El Ayuntamiento de Huete ha aprobado por unanimidad, en el pleno de la Corporación celebrado este jueves 6 de agosto, una modificación de créditos para adaptar los presupuestos 2020 a la nueva realidad surgida de la crisis sanitaria del COVID-19, además de la suspensión de la Fiesta de la Merced.

El presupuesto de la Fiesta de la Merced de Huete irá destinado a paliar la influencia negativa del COVID-19Los créditos modificados, entre los que se encuentran los que se destinan a las Fiestas de la Merced o a la apertura de museos y oficina de turismo durante los 3 meses de cierre, vienen a financiar el gasto sobrevenido como consecuencia de la crisis sanitaria del COVID-19 y medidas adoptadas y que se adoptarán para paliar la influencia negativa del coronavirus, estar prevenidos frente a posibles rebrotes, y amortiguar la más que segura crisis económica.

El alcalde de Huete, Francisco Javier Doménech, expuso el balance estimado que resumió así: “tenemos una estimación de más de 34.000 euros de gasto extra por el COVID-19 hasta final de año, entre gastos ya realizados (más de 10.000 euros), ingresos no percibidos y gastos previstos hasta final del ejercicio teniendo en cuenta posibles rebrotes y gastos en higiene y elementos de protección”.

Las medidas realizadas y a realizar por el Ayuntamiento en este sentido son:

-Acciones directas contra la pandemia, como la desinfección de calles y espacios públicos, adquisición de material sanitario de protección e higiene, acopio y previsión para la prevención de posibles rebrotes, o refuerzo en atención social.

-No cobro de los servicios no prestados por el ayuntamiento que fueron interrumpidos.

-Aplazamiento de cobro de impuestos según regulación del Organismo Autónomo de Recaudación.

-Bonificación del 50% de la tasa de recogida de basuras de 2020, para los establecimientos e industrias afectadas por el cierre durante el estado de alarma.

-Supresión del 100% de la tasa de ocupación de vía pública de terrazas durante el 2020.

-Inversión en material de protección sanitaria para todos los servicios municipales (escuela infantil, oficinas municipales, museos, biblioteca, etc.) y para el colegio público en caso de ser necesario de cara al comienzo de curso.

-Puesta en marcha, antes de que termine el año, de una campaña de promoción del comercio local para incentivar el consumo y apoyar a los que estuvieron al pie del cañón durante la crisis sanitaria.

 
Comparte esta noticia: