El presidente regional asegura que la pandemia no va a impedir que las obras del Hospital de Guadalajara concluyan el próximo verano
 El jefe del Ejecutivo regional ha hecho estas declaraciones en una visita a Sigüenza, donde ha rubricado junto con el Ayuntamiento seguntino un Protocolo General de Actuación que permitirá la remodelación y mejora del Parque de la Alameda, y para el que el Gobierno autonómico destinará más de un millón de euros.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha indicado hoy en Sigüenza que el virus no va a suponer una excusa para dejar de cumplir con los compromisos adquiridos, y en esta línea ha avanzado la buena marcha de las obras del nuevo Hospital de Guadalajara.

“En Guadalajara, en el verano de 2021 estará acabada la obra del Hospital y se pondrá en marcha todo el plan funcional de lo que será la remodelación de la parte antigua”, ha avanzado el jefe del Ejecutivo autonómico, que ha indicado que, pese a que “tendríamos las excusas perfectas para decirle a la gente que el virus nos ha costado tanto dinero que hay que postergar proyectos, no lo vamos a hacer y no lo vamos a consentir en la sanidad, en la educación y en los proyectos esenciales y básicos que significan recuperación de nuestra capacidad económica y de empleo”.

El presidente de Castilla-La Mancha ha hecho estas declaraciones durante la firma con el Ayuntamiento de Sigüenza del Protocolo General de Actuación con el que se viene a cumplir el compromiso adquirido durante la celebración del Consejo de Gobierno itinerante celebrado en la Ciudad del Doncel el pasado 24 de septiembre de 2019 de remodelar y mejorar el Parque de La Alameda. Se trata de uno de los espacios más emblemáticos de Sigüenza desde el punto social, histórico, cultural e histórico, pero también un lugar de referencia y encuentro para los seguntinos. El Gobierno regional aportará a este proyecto de mejora más de un millón de euros.

García-Page ha dicho que “Sigüenza está despertando” pese al hándicap que tiene una ciudad con tanto pasado y tan glorioso, algo para lo que “muchas veces se piensa que no puede haber nunca un mejor futuro que el pasado, una especie de arrugamiento de futuro que es el que hay que combatir” y del que constituye un buen ejemplo la ciudad del Doncel, ha remarcado.

El presidente de Castilla-La Mancha ha manifestado su compromiso de que “entre todos vamos a poner muy de moda Sigüenza, pero no en un proyecto de imagen, ni en una obra”. Así, ha indicado que la obra de remodelación de la Alameda no va a suponer “una obra cualquiera ni una obra más”, sino que forma parte de un proyecto global que tiene por objeto poner a “Sigüenza en el mapa de la humanidad”.

En esta línea, el presidente regional ha remarcado que para la región “es indispensable apoyar elementos motores que tiren del resto y Sigüenza es de los elementos que arrastran la inercia del conjunto de la provincia”, por lo ha indicado que “no tenemos un minuto que perder si queremos que Sigüenza sea declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad”.

 
Comparte esta noticia: