La diputada regional y portavoz de Agricultura del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Lola Merino, ha reclamado a Emiliano García-Page todo el dinero que debe a los agricultores y ganaderos desde 2015, que cumpla sus compromisos y que deje de “maltratar” al sector.

El PP reclama el pago de todo el dinero que debe Page a los agricultores y ganaderos, que cumpla sus compromisos y que deje de “maltratar” al sector
Lola Merino recuerda que aún están pendiente de pago la incorporación de jóvenes, los planes de mejora, las ayudas a cooperativas e industrias agroalimentarias, las ayudas a los profesionales ecológicos, al sector apícola, al sector porcino y equino, los compromisos adquiridos con las organizaciones agrarias, las inversiones en modernización y transformación de regadíos, las ayudas a la formación agraria o los pagos compensatorios en zonas ZEPA, entre otros

Durante su intervención en la segunda jornada del Debate sobre el Estado de la Región, Merino ha exigido al Gobierno de Page y Podemos establecer un calendario concreto de pagos de todos los compromisos que el gobierno regional ha asumido y, que todavía no ha pagado, como es el caso de la incorporación de jóvenes, los planes de mejora, las ayudas a cooperativas e industrias agroalimentarias, ayudas a los profesionales ecológicos, al sector apícola, al sector porcino y equino, con las organizaciones agrarias, inversiones en modernización y transformación de regadíos, ayudas a la formación agraria, los pagos compensatorios en zonas ZEPA, etcétera.

Además, ha exigido que se convoquen, antes de que finalice el 2018, todas las medidas que están pendientes de convocatoria desde el 2015, como es el caso de ayudas a la creación y servicios de asesoramiento a las explotaciones agrarias, ayudas a la información y promoción de agrupaciones de productores, ayudas al fomento de agrupaciones de productores agroalimentarios, creación de organización de productores forestales, ayudas al cultivo de plantas aromáticas, ayudas para la conservación de los recursos genéticos en la agricultura, pagos compensatorios para zonas forestales en zonas ZEPA, ayudas para el bienestar animal, pagos de compromisos selvoambientales y climáticos, ayudas para proyectos piloto de sanidad de producción primaria, etc.

Por otro lado, ha pedido al Gobierno de Page y Podemos que resuelva las más de 2.500 solicitudes de agricultores profesionales y explotaciones prioritarias que siguen esperando a que les legalicen sus pozos con el Plan Especial del Alto Guadiana, que elimine definitiva y completamente el vertedero de amianto del barrio de Santa María de Benquerencia de Toledo; que elabore planes especiales de apoyo a autónomos y emprendedores del mundo rural que ayuden a garantizar complementos de renta a activos residentes en el mundo rural, que diseñe una estrategia dentro de la Junta para reducir las cargas administrativas para la puesta en marcha de actividades productivas en las zonas de especial riesgo de despoblamiento y que, dentro del fomento de las actividades propias del mundo rural, establezca una línea de apoyo a la artesanía local con la creación de sellos de calidad territorial.

Está convencida Merino de que el sector agrario de Castilla-La Mancha ha sido “el gran olvidado” en las políticas del Gobierno de García-Page y Podemos, a pesar de representar el 15% del PIB de la región y de ser la base económica de la mayoría de nuestros municipios. Considera que agricultores, ganaderos, cooperativas e industrias agroalimentarias que han sido “maltratadas, engañadas, vapuleadas y traicionadas intencionadamente” y, prueba de ello, son los incumplimientos y las falsas promesas a lo largo de toda esta legislatura, caracterizada por el abandono de la agricultura, la ganadería o el desarrollo rural, que llevaron consigo la pérdida de 150 millones de euros de fondos agrarios europeos a principios del 2016.
Merino ha indicado que García-Page “pasará a la historia por ser el primer presidente de Castilla-La Mancha que perdió y tuvo que devolver a Bruselas 150 millones de euros de las medidas de desarrollo rural por no pagar las ayudas y los compromisos adquiridos con los profesionales del sector agrario”.

En cuanto al dinero que Page adeuda al sector, ha recordado que, en 2016,  García-Page prometió 50 millones de euros para la incorporación de jóvenes agricultores y hasta la fecha, han pagado apenas 19 millones de euros; que ese mismo año prometió más de 70 millones de euros para Planes de Mejora y a día de hoy han pagado 0 euros; que en 2015 y 2017 prometieron ayudas a las inversiones para la mejora de la transformación y comercialización de las industrias agroalimentarias, conocidas como ayudas FOCAL, por valor de 120 millones de euros y tres años después tan solo han pagado 9,5 millones de euros; que prometieron 31 millones de euros para la mejora y modernización de regadíos y que tiene paralizada, por completo, la iniciativa LEADER, el desarrollo rural de Castilla-La Mancha,  una medida que cuenta con más de 134 millones de euros en el Programa de Desarrollo Rural, tan sólo ha pagado 10 millones de euros, lo que ha supuesto la parálisis de numerosos proyectos de inversión en desarrollo rural.

Merino ha puesto el acento, además, en los engaños a los agricultores ecológicos que “claman al cielo”, ya que no han cumplido ni tan sólo uno de los compromisos con los miles de agricultores y ganaderos ecológicos de Castilla-La Mancha.

Por último, ha denunciado que Page prometió una Ley Regional de Desarrollo Rural, una Ley Regional del Agua, una Ley de Agricultura Familiar o una Estrategia Regional contra el despoblamiento que no existen.