Mientras en Guadalajara no ha tenido ningún reparo en ‘dar cerrojazo’ a la Cámara de Comercio y dejar en la calle a sus trabajadores –después de dos años sin pagarlos-, ahora Page da dinero al resto de Cámaras de Castilla-La Mancha con subvenciones vinculadas al Programa Operativo de Empleo Juvenil 2014-2020.

El PP lamenta que Page ponga dinero para ayudar a las Cámaras de Comercio, mientras ‘echa el cerrojo’ a la de Guadalajara
• Desde el Partido Popular denuncian la marginación que sufre esta provincia por parte del Ejecutivo regional, y critican el “despilfarro” de la Junta para llevar a cabo el proceso de liquidación de la entidad cameral guadalajareña

Ésta es la crítica y el reproche que desde el Partido Popular hacen a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha tras conocer las “subvenciones millonarias” aprobadas por decreto para repartir entre los sindicatos y las Cámaras de Comercio. “Las que quedan, porque el Gobierno de Page se está encargando de liquidar la de Guadalajara, evidenciando una vez más el sectarismo y la discriminación con que Page castiga a esta provincia”, apunta el diputado regional por Guadalajara, Lorenzo Robisco.

Como se recordará, fue el propio Robisco quien denunció el pasado mes de agosto cómo el Gobierno que preside Page se había gastado 121.000 euros en  contratar los servicios profesionales que se hicieran cargo de la liquidación y extinción de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Guadalajara.

Y ello, después de un periodo de ‘tutela’ de dos años por parte de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, en los que como responsable de la entidad cameral Guadalajara fue incapaz, no sólo de evitar la caída de la Cámara, sino incluso de pagar a sus empleados.

El diputado popular aseguraba entonces que “Page sí tiene dinero para pagar  al ‘enterrador’ de la Cámara de Comercio, pero no para pagar a los empleados que hasta ahora dependían de la entidad, y que llevan sin cobrar dos años, salvo algunos pagos a cuenta, poniéndoles en una situación muy complicada, que obligó a dos de ellos a tomar la decisión de marcharse”.

“Ese fue el interés de Page por la Cámara de Comercio de Guadalajara: echar el cierre definitivo. ¿Acaso se merecía un trato diferente al resto de Cámaras que ahora van a recibir el respaldo de la Junta de Comunidades?”, se pregunta Robisco, aunque está convencido de que la actuación del máximo responsable del Ejecutivo regional en todo este asunto está directamente relacionado “con la inquina que Page siente por la provincia de Guadalajara, porque sus habitantes nunca han respaldado en las urnas el proyecto que representa”.