A poco menos de un mes para que se celebre el Día Internacional del Cáncer de Colon, la Comisión Provincial del PP de Cuenca ha vuelto a denunciar una vez más que el Gobierno de García-Page sigue manteniendo la ralentización del Programa de cribado de cáncer de colon, lamentado que “fruto de la inoperancia de los dirigentes socialistas lleve en este estado de parón prácticamente medio año”.

Hospital Virgen de la Luz de Cuenca.
Hospital Virgen de la Luz de Cuenca.

Desde el Partido Popular han recordado como este Programa fue puesto en marcha por el anterior Gobierno de Castilla-La Mancha y gracias al cual se consiguió detectar una media de tres lesiones precancerosas al día. Además, suponía un ejemplo excelente de colaboración entre Atención Primaria y Hospital con unos beneficiosos resultados.

Motivos por los que la Comisión de Sanidad no logra comprender “la insensibilidad del Gobierno del PSOE, que ha preferido ralentizar este programa sólo por el simple hecho de que fue implantado por el anterior Ejecutivo del PP, pese al impacto tan negativo que está teniendo para los conquenses”.

Por ello, ante la próxima conmemoración el 31 de marzo del Día Internacional del Cáncer de Colon y los distintos actos previstos por las asociaciones y organizaciones para sensibilizar a la población sobre este tipo de tumor, uno de los más frecuentes en el mundo pero que puede prevenirse mediante estrategias de cribado, el PP se ha visto en la obligación de pedir al Gobierno de Page y al actual equipo directivo del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca que retomen cuanto antes este Programa. Algo que el propio Gerente prometió en varias entrevistas a distintos medios de comunicación y que todavía, seis meses después, no ha realizado.

Según han explicado los populares, Castilla-La Mancha era de las únicas comunidades autónomas que no tenían instaurado el cribado hasta que en el mes de abril de 2015, el Gobierno de Partido Popular comenzó un ambicioso Programa de cribado y Cuenca, junto con otras tres poblaciones de la región, fue elegida para liderarlo.

A diferencia de otras comunidades donde las personas susceptibles recibían una carta, en nuestra provincia y haciendo un gran esfuerzo por parte de la enfermería, cada enfermera de los Centros de Salud llamaba a las personas de su cupo que debían realizarse la prueba de sangre oculta en heces.

“Y de manera sorprendente, el pasado día 5 de octubre, el Gerente del Área Integrada de Cuenca, Ángel Pérez Sola, decidió paralizar el cribado, máxime cuando se habían alcanzado elevadas tasas de adherencia (personas que aceptaban realizarse la prueba de sangre oculta en heces) similares al País Vasco, lugar donde la implantación del cribado es mayor”, apuntaban.

No obstante, y pese a este éxito del cribado, los populares han recordado como “el Gerente prefirió ralentizarlo y privar durante meses a la población de una estrategia eficaz para prevenir el cáncer de colon extirpando los pólipos en la colonoscopia o diagnosticando tumores en estadios muy precoces”.

Por último, desde la Comisión de Sanidad han afirmado que “resulta curioso que personas y organizaciones que clamaron contra el Gobierno de Cospedal por una supuesta reducción del número de mamografías para la prevención del cáncer de mama, hayan permanecido silenciosas ante este agravio realizado a la salud pública del Área de Cuenca”.

Además, han señalado que mientras que las mamografías de cribado del cáncer de mama estaban externalizadas, el anterior Equipo Directivo del PP decidió que la prueba de sangre oculta en heces del Programa de cribado de cáncer de colon se realizara en los centros de Salud y las colonoscopias a las personas que dieran positivo en el Hospital Virgen de la Luz.