El Grupo Municipal Popular (GMP) en el Ayuntamiento de Cuenca ha pedido al candidato socialista a la alcaldía que aproveche su posición para pedirle que hagan algo por Cuenca, ya que han sido cuatro años los que se han padecido de anuncios incumplidos, una legislatura socialista vacía y perdida.

El PP en el Ayuntamiento de Cuenca exige al candidato Darío Dolz que aproveche y le pida a Page y Guijarro que hagan algo por Cuenca
Importantes infraestructuras e inversiones para la ciudad están paralizadas u olvidadas

Los conquenses continúan sin saber la fecha de inicio de la autovía Cuenca-Albacete; la de finalización de las obras del hospital y de su conexión urbanística ideada de manera unilateral por el PSOE sin contar con nadie más; tampoco se saben nada más del Centro de Investigación Paleontológico que se iba a poner en marcha con la UNED; mucho menos del Museo de Arte Contemporáneo en el Archivo Histórico Provincial; hotel y centro de convenciones con un grupo de inversores.

Otras promesas con las que han jugado los socialista es el Centro de Mayores de Las Quinientas; el Museo de la Santa Cruz para exponer la Colección de Bellas Artes del Museo de Cuenca.

Tampoco se ha atendido conceder al Ayuntamiento los 2 millones de euros solicitados de Fondos Europeos destinados a zonas despobladas dentro de la estrategia para la Inversión Territorial Integrada (ITI) para todos los barrios y pedanías de Cuenca; ni quieren asumir el coste del traslado de la depuradora que exigen sea clausurada.

La inversión en los colegios de Infantil y Primaria, los más antiguos de Castilla-La Mancha, también ha sido desatendida; como las infraestructuras deportivas Estadio Municipal de La Fuensanta, Luis Ocaña y Obispo Laplana sobre cuya remodelación no han querido saber nada.

La solicitud de devolución del edificio de propiedad municipal del antiguo colegio La Paz para destinarlo a sede de asociaciones y la necesaria ampliación del Archivo Municipal tampoco ha sido escuchada.

El PP pide a los dirigentes de la Junta que trabajen y preparen las exposiciones anunciadas y vendidas durante meses como ‘1000 Años de Arte Medieval’ o la de la Semana Santa, que no han visto la luz y que iban a llevar a cabo junto a otras instituciones con las que no contaron.

Más de  una decena de incumplimientos que se ha transformado en frustración y pérdida de oportunidades.