El PP denuncia que el alcalde de Fontanar decide gastar más en su liberación y en la de uno de sus concejales mientras que en el Ayuntamiento no hay personal para atender a los vecinos
El portavoz del PP, Javier Vieco, ha asegurado que “es imposible realizar trámites administrativos básicos como el registro de nacimientos o defunciones, trámites de impuestos municipales o atender una simple llamada”

El portavoz del Partido Popular en el Ayuntamiento de Fontanar, Javier Vieco, ha denunciado la crítica situación que padecen los vecinos del municipio al no poder realizar ningún trámite administrativo básico como el registro de nacimientos y defunciones, trámites de impuestos municipales o atender una simple llamada. En la actualidad los tres administrativos del Consistorio están en situación de baja, dos de ellos de larga duración, y el tercero desde hace dos semanas. A esta situación hay que sumarle la baja de la secretaria a partir de hoy, que por una intervención quirúrgica al menos estará de baja médica un mes. Con este panorama, ha explicado Vieco, tan sólo una persona, que es la responsable de registrar los documentos quedará como trabajador en las dependencias, si posibilidad de ejercer los trabajos que desempeñan habitualmente los administrativos.

Con este escenario, el equipo de Gobierno de la localidad liderado por Víctor San Vidal, en vez de intentar contratar temporalmente a un administrativo que agilice las gestiones básicas y diarias necesarias en un ayuntamiento, va a pasar de una a dos personas liberadas incrementándose el sueldo al 100% en los dos casos. Por esta razón, Vieco ha criticado que el alcalde “en lugar de gastar ese dinero en contratar a un administrativo hasta que la situación vuelva a la normalidad ha preferido destinarlo a una persona de confianza. Una vez más queda claro cuáles son los verdaderos intereses del alcalde, y no pasan precisamente por garantizar el correcto desarrollo de su municipio ni por atender las verdaderas necesidades de sus vecinos”.

Además, Vieco ha criticado “las malas artes del alcalde San Vidal”, que el pasado viernes 11 de octubre, a las 14.40 horas, notificó mediante convocatoria urgente la Comisión Especial de Cuentas para el 14 de octubre a las 09.45 horas, sin margen de maniobra para el resto de grupos, y sin respetar el acuerdo entre las distintas formaciones y el equipo de Gobierno de celebrar las comisiones y plenos por las tardes para no interferir en la vida laboral del resto de concejales. Precisamente el punto 6 de esta Comisión es un dictamen sobre modificación de régimen de retribuciones de los miembros de la corporación, “para agilizar las segunda liberación e incrementar a dos el número de personal de confianza liberado y al cien por cien, sin preocuparse lo más mínimo en atender las verdaderas necesidades de nuestro municipio”, ha concluido.