El PP denuncia el “impuestazo de Rojo” con nuevas tasas para el comercio y la hostelería en esta grave crisis económica y social
• El portavoz del Grupo Popular lamenta que “mientras en otras ciudades se han volcado por ayudar al tejido empresarial, el alcalde de Guadalajara quiera imponer nuevos impuestos para gravar de forma directa al comercio y hostelería”

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Guadalajara, Jaime Carnicero, ha denunciado “el impuestazo que Alberto Rojo quiere instaurar en nuestra ciudad. “Ante la mayor crisis social y económica que estamos viviendo, Rojo ha optado por crear nuevos impuestos que gravarán en 2021 la actividad económica de nuestras pequeñas y medianas empresas”, ha lamentado Carnicero trasladando la imposibilidad de que su grupo político pueda apoyar el proyecto de ordenanzas fiscales para el ejercicio 2021 detallado por el gobierno de PSOE y Ciudadanos “con medias verdades para no estropear su titular”. “Es un ejemplo más de cuál es la táctica de este gobierno a la hora de difundir los mensajes a la opinión pública repitiendo sistemáticamente el mismo mensaje para convertirlo en su verdad”. Por contra, “no solo no bajan los impuestos, sino que los suben y Rojo se inventa otros”, ha dicho Carnicero añadiendo que “en la situación de crisis sanitaria, económica y social en la que nos encontramos, no podemos tolerarlo” y ha solicitado “la retirada de esa ordenanza fiscal por no concurrir los momentos socioeconómicos más apropiados y, si no es aceptado, la suspensión al menos en el ejercicio 2021 o en caso de que se quiera mantener que los empadronados en la ciudad estén exentos”.

”Con este borrador de ordenanzas se incrementa notablemente la presión fiscal a los vecinos, comerciantes y a la actividad económica en general de Guadalajara”, ha afirmado Jaime Carnicero manifestando que “el afán recaudatorio que Rojo plasma en este borrador no tiene límites creando una ordenanza fiscal con la que quiere que nuestros comerciantes paguen al Ayuntamiento de Guadalajara solo y exclusivamente por tener un cartel en la fachada de su negocio -20 euros por metro cuadrado de cartel-; se trata de la ordenanza número 43 que Rojo pasó de largo en su presentación porque él sabe que es una ordenanza injusta para la actividad económica de la ciudad de Guadalajara”. De igual manera que “por llevar publicidad en el caso de taxistas -40 euros al mes- o los coches de autoescuelas van a tener que pagar al ayuntamiento”. De esta forma, “en una valoración a la baja, para los coches de autoescuelas va a significar más de 45.000 euros de presión fiscal a nuestros autónomos que tienen una autoescuela en nuestra ciudad”, han estimado.

Carnicero, que ha estado acompañado por los concejales del Grupo Popular Armengol Engonga y José Luis Alguacil, ha contrapuesto que “mientras el resto de municipios y ciudades están siendo agentes activos a la hora de ayudar al tejido económico, el señor Alberto Rojo por un lado, trata de ayudar, con mayor o menor éxito, con ayudas económicas, pero por otro y a escondidas se inventa nuevos impuestos para gravar de manera importante a nuestros comerciantes, a nuestros hosteleros”. Y “tal es ese afán recaudatorio, que también quiere cobrar a los clubes deportivos que sean sociedades por la publicidad que instalen en las instalaciones o si hay empresas interesadas en organizar eventos deportivos como por ejemplo carreras, ahora mismo el señor Alberto Rojo les quiere cobrar hasta las horas de los policías”.

“Eso no es ayudar a la actividad económica, eso es poner palos en la ruedas, en unas ruedas que ahora mismo van desinfladas, porque Alberto Rojo está creando problemas donde no los hay”, ha apuntado.

En 2021 los vecinos de Guadalajara pagarán más IBI

“Los empresarios ya pagan, pagan su IBI, sus cuotas de autónomos, el agua, basura… y ahora Rojo quiere que paguen más”, ha denunciado el portavoz del Grupo Popular quien también ha afirmado que “en el año 2021 los vecinos de Guadalajara pagarán más IBI”. A este respecto ha querido incidir en que “se ha demostrado que estábamos en lo cierto, puesto que los vecinos de Guadalajara han podido comprobar cómo han pagado más IBI en 2020 que en 2019 y ahora en 2021 vamos a pagar más IBI que en 2020 porque si quisieran realmente congelarlo lo tendrían que haber bajado a 0,46 – 0,45 para pagar lo mismo, pero juegan con esa dialéctica obviando la revisión catastral que hará subir este impuesto nuevamente”, ha dicho refiriéndose a la “táctica ya habitual” de Rojo “de dar una cara y esconder otra”.

 
Comparte esta noticia: