El PP de Villanueva denuncia posibles subvenciones encubiertas de la alcaldesa y su agresiva actitud en el Pleno
• Aseguran que está recibiendo transferencias económicas desde la cuenta al Ayuntamiento a su cuenta personal, “y no precisamente lo que corresponde a su sueldo ni a las dietas

La alcaldesa de Villanueva de la Torre ha perdido los papeles, dando un espectáculo lamentable a fuerza de gritos y faltas de respeto”, asegura la portavoz del Grupo Popular Municipal, Marta Valdenebro, tras los acontecimientos ocurridos en el Pleno celebrado ayer en el Ayuntamiento de la localidad, en el que la alcaldesa de Podemos, “ha demostrado que es incapaz de llevar un Pleno sin faltar el respeto a alguien y haciendo que los asistentes se sientan violentados”.

Según apunta la portavoz popular, la ‘pérdida de control’ de la máxima responsable de la Corporación municipal se desató a raíz de unas preguntas en las que -primero el Partido Popular y luego una de las vecinas asistentes al Pleno- se pedían explicaciones sobre determinadas transferencias de dinero (al margen de su sueldo y dietas) que recibe la alcaldesa en su cuenta personal desde la cuenta del Ayuntamiento.

La alcaldesa ha reconocido esas transferencias, “justificando que hay determinados gastos (no ha especificado cuáles, pero posiblemente sean facturas que llevan reparos de intervención por ser sospechosas de subvenciones encubiertas) en los que ella se ve obligada a adelantar el dinero”.

Para el Grupo Popular, se trata de una “práctica poco ortodoxa”, de manera que los  concejales del PP están reuniendo la documentación necesaria para pedir la comparecencia de la alcaldesa y, en su caso, están dispuestos a presentar la correspondiente denuncia para que se depuren responsabilidades, si así se determina.

“Nosotros no vamos a comulgar con ruedas de molino y no le vamos a permitir que se transfiera dinero público a su cuenta personal porque a la señora  le parezca que todo vale”, apunta Valdenebro, que denuncia también la actitud agresiva y poco tolerante de la alcaldesa, asegurando que no es la primera vez que ‘pierde los nervios’ durante el Pleno.