El PP de Guadalajara se vuelve a indignar con Page por gastarse 121.000 euros en liquidar la Cámara de Comercio, tras dos años sin pagar a los empleados
• La entidad cameral de Guadalajara lleva un largo periodo de agonía, bajo la tutela de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha

“En agosto, ‘de tapadillo’, Page va a iniciar la liquidación de la Cámara de Comercio de Guadalajara, después de que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha lleve más de dos años como responsable de la entidad guadalajareña, un periodo de ‘tutela’ en el que ha sido incapaz de pagar a los empleados”.

Así lo ha denunciado el diputado regional del PP, Lorenzo Robisco, coincidiendo con el final del proceso de adjudicación abierto hace unos meses por la Consejería de Economía para contratar los servicios profesionales que se hagan cargo de la liquidación y extinción de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Servicios de Guadalajara. El precio de esta licitación está fijado en 100.000 euros, a los que habría que añadir otros 21.000 euros del IVA.

“La ‘broma’ nos sale bien cara”, lamenta Robisco, que reprocha al Ejecutivo regional su actitud en todo este proceso. “Page sí tiene dinero para pagar  al ‘enterrador’ de la Cámara de Comercio, pero no para pagar a los empleados que hasta ahora dependían de la entidad, y que llevan sin cobrar dos años, salvo algunos pagos a cuenta, poniéndoles en una situación muy complicada que obligó a dos de ellos a tomar la decisión de marcharse”.

El diputado popular por Guadalajara y portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, denuncia “el abandono” de Page a estos trabajadores, y también la falta de interés por la situación de la Cámara de Comercio de Guadalajara, a pesar de ser el máximo responsable de su ‘tutela’, asegurando que “lo único que quiere es echar el cierre definitivo pagando para ello más de cien mil euros que saldrán de los bolsillos de los castellano-manchegos”. Además, Robisco apunta que la necesidad de contratar estos ‘servicios profesionales’ se basa en un ‘escueto’ informe que justificaría la insuficiencia de medios  personales y materiales,  y la contratación de los servicios profesionales para la liquidación de la Cámara de Comercio de Guadalajara.