Tras la denuncia formulada por la Comisión de Sanidad del Partido Popular de Cuenca el pasado 13 de noviembre, los responsables sanitarios socialistas han intentado sin éxito justificar la cruda realidad de su nefasta gestión al frente de la sanidad pública conquense y que en tan solo en cuatro meses ya nos han llevado a un aumento considerable de las listas de espera y a un verdadero caos sanitario.

 
Comparte esta noticia: