El PP de Cuenca denuncia otro abandono más de la Junta en infraestructuras educativas, el Colegio de Fuente de Pedro Naharro
Según desvelan los populares, desde el curso pasado hay una grieta de grandes dimensiones en una de las aulas del centro, lo que ha provocado que tenga que ser apuntalada por el exterior y el interior y quede inservible para los alumnos

El Partido Popular de Cuenca ha denunciado otro abandono más del Gobierno de Page hacia las infraestructuras educativas de nuestra provincia, como es el caso del CRA Retama de Fuente de Pedro Naharro que tiene  un aula apuntalada por el exterior y por el interior ante la existencia de una grieta de grandes dimensiones.

Según ha podido saber el PP conquense, el aula del Colegio fuenteño lleva en esta situación de abandono desde el curso pasado, cuando ya se alertó a la Dirección Provincial y  se comprometió -en concreto su máxima responsable María Ángeles Martínez durante una visita al centro- a acometer las obras de reparación de la grieta durante los meses de verano, cuando no hubiera clases y no se interfiriera en el correcto funcionamiento del centro.

“Pero qué sorpresa, que al comenzar el curso el aula seguía igual, en la misma situación de peligrosidad, apuntalada e inservible para los alumnos, y el Gobierno de Page no había realizado ninguna mejora ni acondicionamiento del Colegio, como se comprometió”, afirmaban desde el Partido Popular.

De este modo, los populares conquenses han vuelto a poner en evidencia la ineptitud de los responsables educativos del Gobierno de Page, “que son incapaces de identificar las deficiencias existentes en los colegios e institutos de la provincia de Cuenca, y más incapaces todavía de poner solución inmediata a los casos que se están conociendo en las últimas semanas, como es el caso de San Clemente, Sisante o Mota del Cuervo.

Sobre este último municipio, el PP ha vuelto a pedir al Gobierno de Page que “priorice y repare los baños del Colegio Virgen de Manjavacas, “que nos siguen llegando quejas de familiares de alumnos, que están muy preocupados porque ya no es que los baños estén apuntalados y no puedan usarse, sino que temen que pueda haber algún hundimiento o derrumbe y haya alguna desgracia en el Colegio”.