El PP de Cuenca denuncia el material insuficiente de la Junta a las Residencias de Mayores y pide medidas para evitar contagios masivos
• Otro procedimiento que preocupa al Partido Popular es el de mezclar ancianos con coronavirus con los que no padecen la enfermedad. La Residencia Manjavacas de Mota del Cuervo ha pedido ya públicamente centros especiales para personas mayores positivos en COVID-19, “las residencias no somos hospitales”, señalan desde la dirección de esta instalación

Las llamadas de auxilio por parte de las Residencias de Mayores a la Junta de Comunidades para que les provea de material y de las medidas adecuadas para proteger a su personal y ancianos se suceden. A los intentos de comunicación telefónica y cartas dirigidas a los responsables y representantes del Gobierno Regional en Cuenca se han sumado las redes sociales, medio que han utilizado centros como ‘Residencial Cervantes’ en Villamayor de Santiago que alertaba hace unos días de tener ya varios fallecidos y un total de 13 trabajadoras de baja. “Leíamos ayer en los medios de comunicación unas declaraciones de la delegada de Bienestar Social de la Junta en Cuenca, Amelia López, a la agencia EFE en las que señalaba que se ponía a disposición de ayudar. ¿Ahora, a los 20 días de estar sufriendo los efectos de esta enfermedad de forma especialmente dramática en las Residencias, la delegada ofrece su ayuda?”, se preguntan los populares. Especialmente preocupante para el Partido Popular es también la distinción que hace López, en esas mismas declaraciones a la citada agencia de información, “sobre las residencias públicas y privadas. Hay que recordarle a la dirigente del bienestar social de todos los conquenses que su responsabilidad es atenderlas a todas y máxime cuando se ha decretado el Estado de Alarma, en el que el sector público tutela al privado en áreas como la Sanidad y la suya”, señala el PP.

A la falta de material de protección que impida los contagios se une una práctica que no está ayudando en nada a evitar la enfermedad entre los mayores. Lo denunciaba públicamente, en sus redes, la Residencia Manjavacas de Mota del Cuervo. A este centro se derivaba hace unos días, procedente del Hospital de Alcázar de San Juan, un enfermo muy grave por Coronavirus. “Por favor, se deben habilitar Centros para personas mayores positivos en COVID-19. Las residencias no somos hospitales y no nos pueden derivar estos casos poniendo en riesgo al resto de usuarios y de personal que les están atendiendo. Por mucho aislamiento que se lleve a cabo no disponemos de los medios necesarios”, señala el centro. “Exigimos a la Junta que establezca estos centros sin demora, estamos hablando de salvar vidas mediante la prevención”, insisten desde la formación política. Según ha podido constatar el PP, el ingreso de un paciente con coronavirus en la Residencia de Villamayor de Santiago pudo ser la causa de que hayan fallecido ya, a día de hoy, 6 personas.

Otro capítulo aparte merece el escaso material, “casi testimonial”, señala el PP, que está llegando tanto a Residencias como a los Ayuntamientos. La Residencia de Mayores de Valverde de Júcar agradecía públicamente a los voluntarios de la localidad, coordinados por el Ayuntamiento, la entrega de mascarillas, batas, viseras, que alivian la escasez de protección y lo que no evita que, en determinados momentos, las empleadas tengan que recurrir a bolsas de basura como delantales. En Huete, la Residencia ha recibido batas y manguitos de la solidaridad vecinal, así como el Centro de Salud, donde el Ayuntamiento entregaba hace poco 200 delantales y otros 200 manguitos. Ledaña exporta  a Cuenca, en concreto al Centro de Atención a Personas con Discapacidad El Crisol, batas (hoy han llevado un centenar) a Madrigueras y también a una residencia de Albacete. La residencia de Belmonte, también recibía el domingo mascarillas elaboradas por ciudadanos y desde localidades más pequeñas como es el caso de  Carboneras también se están destinando pantallas protectoras a la Residencia y al Centro de Salud, además de estar elaborando, aún no los han terminado, Equipos de Protección Individual, EPI’s, también para distribuir en el puablo, siempre con el apoyo del Consistorio.

“A cambio de toda la labor social que están realizando los Ayuntamientos, coordinando y repartiendo el material que elaboran sus vecinos, reciben, como mucho y una sola vez en lo que llevamos de pandemia, casi 20 días ya, medio paquete de mascarillas y/o guantes, un par de batas de tela, tres o cuatro de plástico y como mucho dos botes pequeños de gel. ¿Son conscientes en la Junta del trabajo que están haciendo alcaldes, concejales y trabajadores municipales?”, concluye el Partido Popular de Cuenca.

 
Comparte esta noticia: