El Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Campillo de Altobuey denuncia la actitud sectaria y oscurantista del alcalde socialista, Francisco López, a su vez miembro de la Ejecutiva Provincial y Regional del PSOE, que lleva más de dos años sin darles información sobre diversos asuntos municipales. Y es que desde que en julio del 2016 se registraran varias solicitudes pidiendo información sobre cuestiones relativas al Consistorio, a las que se han sumado las registradas a principios de este mes, tan solo se ha recibido la callada por respuesta, a pesar de los continuos requerimientos, tanto por escrito como verbales, que se le vienen haciendo, incluso en forma de ruego en una sesión plenaria del año pasado.

Francisco López, alcalde de Campillo de Altobuey
Para los populares el oscurantismo y hermetismo de Francisco López tiene por objeto impedir a la oposición que pueda controlar su ‘pésima’ gestión al frente del Ayuntamiento, con una deuda existente a 31 de diciembre de casi medio millón de euros, pese a los más de 300.000 que se ingresan por el parque eólico

Para los populares el hermetismo y la actitud sectaria del primer edil socialista tiene por objeto impedir a la oposición que pueda controlar su “pésima” gestión. No en vano, según recuerdan, en el presupuesto de 2016 se generó un déficit financiero de más de 150.000 euros, es decir, que se gastaron más de lo presupuestado, sin olvidar la deuda existente a 31 de diciembre de cerca de medio millón de euros. Todo ello, puntualizan, a pesar de los ingresos extras de más de 300.000 euros que las arcas municipales reciben del parque eólico. Una instalación que está en Campillo gracias a la  gestión del último gobierno del Partido Popular, a pesar del rechazo del Sr. López que votó entonces como concejal socialista en la oposición en contra de su instalación y no puso nada más que pegas en su día.

De ahí que, según los populares, no quiera facilitar tampoco una copia de aquel pleno donde se recoge su negativa a ese parque eólico que ha ayudado a cancelar la gran deuda que llegó a generar este alcalde con su nefasta gestión y que habría llevado a Campillo a la ruina más absoluta.

Para los populares piensan que parte de estos ingresos, una vez desaparecida la deuda municipal, tendrían más bien que redundar en beneficio de todos los vecinos, con la exención de algún impuesto, puesto que llevan soportando desde el año 2011 subidas constantes de impuestos y en principio no van a dejar de subir hasta el 2020.

Ante estos hechos, el Partido Popular de Campillo se pregunta si este afán del alcalde socialista por no informales esconde realmente algunos asuntos oscuros sobre los que no quiere que se arroje algo de luz como el presunto enchufismo de un familiar o las posibles irregularidades económicas con un concejal.

Y es que no es de recibo que López obvie por completo a la oposición y la ningunee desde hace más de 2 años, incluso no invitándoles a actos oficiales, como por ejemplo la última visita de este sábado del vicepresidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, a las Viviendas de Protección Oficial de la localidad. Actitud con la que no solo se desprecia a los concejales populares, sino también a los campillanos que depositaron su confianza en ellos.

De ahí que desde las filas populares se esté estudiando y valorando la posibilidad de emprender acciones legales ante esta actitud sectaria, autoritaria e irrespetuosa del alcalde socialista hacia estos concejales y, en consecuencia, hacia sus vecinos.