El PP de Cabanillas lleva al Contencioso-Administrativo las posibles ilegalidades de la Relación de Puestos de Trabajo de Salinas
“Dijimos que esta RPT nos parecía ilegal, por lo que hemos actuado consecuentemente y la hemos llevado ante la Justicia”, señalan.

Como ya anunciara en el propio Pleno Ordinario del pasado 26 de septiembre, el Grupo Popular en el Ayuntamiento de Cabanillas del Campo ha denunciado en el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo la modificación de la Relación del Puestos de Trabajo (RPT) y la plantilla del Consistorio aprobada por el alcalde socialista, José García Salinas, gracias a sus socios de Izquierda Unida y Vecinos por Cabanillas. “Aquel día dijimos que esta RPT nos parecía ilegal, apoyados en los informes de Intervención, por lo que hemos querido actuar de forma consecuente llevándola ante la Justicia”, explica el portavoz ‘popular’, Jaime Celada.

Entre esas presuntas ilegalidades que denuncia al PP, destacaría el incumplimiento de la Ley Reguladora de Haciendas Locales y de la Ley General de Presupuestos en cuestiones como la tasa de reposición de efectivos. Igualmente, el Equipo de Gobierno habría obviado la obligación de realizar la correspondiente modificación del Presupuesto, imprescindible para cualquier modificación de la plantilla del Ayuntamiento.

Por todo ello, y hasta que el Juzgado Contencioso-Administrativo se pronuncie al respecto, el Partido Popular de Cabanillas ha solicitado la suspensión cautelar de dicha aprobación en Pleno. “Entendemos que esta RPT no debe entrar nunca en vigor al estar plagada de irregularidades. Si se aplicara y luego se demostrara que es ilegal, podría general un grave perjuicio a aquellos trabajadores, tanto del Ayuntamiento como llegados de otros lugares, que vieran sus puestos modificados”, explica Celada.

En esa línea, el edil ha recordado que esta RPT fue “impuesta” por Salinas, sin negociación con los trabajadores del Ayuntamiento y con el rechazo de los sindicatos que los representan. “Esta no es sólo una cuestión del PP de Cabanillas, pues los sindicatos también están siguiendo sus vías legales para conseguir que esta RPT no se haga efectiva. Esto demuestra que con su decisión Salinas ha conseguido algo muy complicado: dejar a todo el mundo insatisfecho”, sentencia.