El PP-CLM critica que Page haya permitido un Gobierno que pondrá en peligro la financiación autonómica de nuestra tierra en beneficio de otras comunidades como Cataluña
La diputada nacional, Carmen Riolobos, denuncia que ayer se consumó la traición de Page a Castilla-La Mancha cuando a sus diputados “no les tembló el pulso” votando a favor de que constituyera un Gobierno de ultra izquierda, apoyado por comunistas, separatistas de ERC y de proetarras de Bildu

El PP de Castilla-La Mancha ha criticado hoy que Page haya permitido, con los votos de los 9 diputados socialistas, un Gobierno en España que pondrá en peligro la financiación autonómica de nuestra tierra en beneficio de otras comunidades como Cataluña.

En rueda de prensa, la diputada nacional del PP, Carmen Riolobos, ha denunciado que ayer, en el Congreso de los Diputados, se consumó la traición de Page a Castilla-La Mancha y a todos los castellano-manchegos, donde “no les tembló el pulso” a los diputados del PSOE que consintieron – votando a favor- que se constituyera un Gobierno de ultra izquierda, apoyado por comunistas, separatistas de ERC y de proetarras de Bildu.

Un Gobierno “frankestein”, ha indicado Riolobos, que va a hacer mucho daño a Castilla-La Mancha y a los españoles, ya que, las decisiones de Pedro Sánchez influirán muy negativamente a nuestra tierra porque dará prioridad a aquellas comunidades que han apoyado la constitución del Ejecutivo nacional.

De esta manera, ha lamentado que este Gobierno será “letal” para los intereses de Castilla-La Mancha, puesto que se ha dado “una patada” a la economía de la región – en relación a la financiación autonómica-, y por otra parte, se ha abierto una enorme brecha en la unidad de España.

En este sentido, Riolobos ha denunciado que Page ha sido cómplice de lo que ocurrió ayer en el Congreso de los Diputados, y ha lamentado que a partir de ahora, en España, habrá ciudadanos “de primera y de segunda”.

Page se ha desenmascarado

Por su parte, el diputado nacional del PP, Vicente Tirado, ha asegurado que el espectáculo “bochornoso” que se vivió ayer ha servido para “desenmascarar” al radical de Sánchez y, especialmente, a Page, que dice una cosa y hace la contraria.

Por ello, Tirado ha señalado que la palabra de Page “no vale nada”, avergonzando y defraudando así a los socialistas de Castilla-La Mancha al consentir un Gobierno que va a determinar la futura financiación autonómica en una mesa de negociación entre PSOE y ERC.

Tirado ha insistido en que el PP-CLM trabajará para ser “dique de contención” de las políticas de Sánchez con los independentistas, populistas y proetarras, y para que Castilla-La Mancha sea una región de primera, con los mismos derechos, las mismas oportunidades y una financiación justa.

Así, ha lamentado que el sistema de financiación autonómico es contrario a los intereses de nuestra región, lo que traerá más paro, más crisis, más dolor y más sufrimiento a Castilla-La Mancha.

De esta manera, se ha referido a los malos indicadores económicos que sitúan a Castilla-La Mancha como la comunidad con mayor déficit, los segundos con más deuda, y los terceros que más tardan en pagar a los proveedores.

Por eso, ha recordado que el PP votó NO a un Gobierno que traerá más pobreza, más crisis y menos recursos a nuestra región, dando la espalda a los profesionales sanitarios, profesores, y a los agricultores, por lo que ha calificado de “muy grave” que el dinero que le corresponde a Castilla-La Mancha dependa de una mesa de negociación.

Ante esta situación, Tirado ha lanzado un mensaje de esperanza, ya que el PP trabajará para reagrupar a todos los partidos constitucionalistas para trabajar desde la moderación y el centro político y hacer una alternativa ilusionante que defienda los intereses de España.