Las trabajadoras y trabajadores de residencias de mayores, residencias infantiles, centros de menores protegidos, centros de personas con discapacidad intelectual y comedores sociales de FeSP UGT CLM han emitido un comunicado para mandar un mensaje de ánimo a sus compañeros y de tranquilidad a las familias y usuarios ante la situación de emergencia ocasionada por el COVID-19.

El personal de residencias y centros asistenciales de UGT CLM mandan ánimo a sus compañeros y a las familias “Lo superamos unidxs”
Las trabajadoras y trabajadores quieren trasladar tranquilidad a familias y usuarios: “Empleamos hasta la última gota de nuestro esfuerzo y compromiso para minimizar el daño que esta crisis pueda causar a nuestros usuarios. Vamos en el mismo barco, son nuestra razón de ser como profesionales y nos dejamos la piel junto a ellas y a ellos.»

En el escrito, los trabajadores expresan miedo e incertidumbre por la falta de información clara, de las precauciones a tomar, y de material mínimo imprescindible para no contagiar a quienes cuidan y a sus familias. Recalcan además el trabajo constante de toda la plantilla, “poco tiempo nos queda entre turno y turno, a cual más intenso, y en muchos casos ampliados o redoblados”. Trabajo que, defienden, han realizado desde el más absoluto compromiso.

“Queremos tranquilizar a familiares y residentes ante la multitud de informaciones e imágenes dantescas generadas por la gravedad de la situación. Las trabajadoras compartimos la preocupación y el dolor, pero en nuestras residencias públicas empleamos hasta la última gota de nuestro esfuerzo y compromiso para minimizar el daño que esta crisis pueda causar a nuestros usuarios. Vamos en el mismo barco, son nuestra razón de ser como profesionales y nos dejamos la piel junto a ellas y a ellos. «

Por eso, reclaman plantillas suficientes, equipos de protección contra el virus, pruebas rápidas para detectar y aislar los casos positivos lo antes posible y el resto de medios adecuados para trabajar “como debemos, queremos y sabemos trabajar”. En este sentido apelan a los recortes de la última crisis económica “que ahora todos sentimos”, afirmando que la recuperación de los empleos perdidos no es suficiente. “¿Cómo estaríamos ahora si no hubiéramos mantenido la presión sindical hasta lograr incipientes mejoras? La administración debería haber aprendido antes…”.

El comunicado recoge la emoción que sienten cada tarde con los aplausos desde los balcones. “Nos miramos unas a otros y tenemos la convicción de que, aunque no nos nombren, nuestro trabajo merece todo el reconocimiento por estar en primera línea, al pie del cañón, sosteniendo a miles de personas que nos necesitan las 24 horas al día”. Por ello animan a todos sus compañeros y compañeras a sacar fuerzas cada día para frenar la curva lo antes posible “esto lo superamos unidxs”.

 
Comparte esta noticia: