La presidenta del Partido Popular de Guadalajara y secretaria general del Grupo Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Ana Guarinos, ha calificado hoy como un “rotundo fracaso” la política hidrológica del PSOE de Sánchez y Page, tras la autorización de un nuevo trasvase de 38 hectómetros cúbicos aprobado por el Gobierno socialista de Pedro Sánchez con la connivencia de Emiliano García-Page que no hace nada para evitarlo.

El Partido Popular de Guadalajara pide soluciones en relación con el agua y un Pacto Nacional que ponga fin a las políticas fracasadas del PSOE de Sánchez y Page
La presidenta provincial recuerda que el PSOE no ha aportado ninguna solución a los diez trasvases aprobados en los diez meses de Gobierno de Pedro Sánchez

“Una vez más se ha demostrado que Emiliano García Page no pinta nada y sólo sabe plegarse a los deseos y los caprichos de Pedro Sánchez, en lugar de velar por los intereses de su tierra y hacer una política del agua en beneficio de la sociedad”, ha señalado Guarinos.

La diputada regional ha recordado que el único partido capaz de aportar soluciones al problema del agua en la historia del trasvase Tajo Segura ha sido el Partido Popular. “Mientras el PSOE trata de ocultar sus vergüenzas haciendo ruido sin aportar ni una sola gota de agua y negando las virtudes del Plan Hidrológico Nacional, que hubiera servido para deshipotecar el trasvase Tajo Segura, el Partido Popular ha conseguido fijar dos reservas estratégicas en Entrepeñas y Buendía, primero de 240 hectómetros cúbicos y después de 400 hectómetros cúbicos”, ha afirmado.

Guarinos también ha lamentado la falta de iniciativa del Ejecutivo de Page, quien en 30 años de carrera política en activo “no ha hecho nada para defender el Tajo y el agua”, frente a los Gobiernos del Partido Popular que aprobaron “las reservas estratégicas de Entrepeñas y Buendía, el Plan Hidrológico Nacional que tumbó el PSOE, la Ley de Evaluación Ambiental o la reducción del volumen anual máximo trasvasable”.

Para Ana Guarinos, la “única realidad tozuda” es que “el Gobierno socialista regional de Page y el nacional de Pedro Sánchez han autorizado cada mes un trasvase, y ya van diez, lo que le convierte al PSOE en el partido más trasvasista de Castilla-La Mancha y en el menos garantista para el desarrollo de nuestra tierra en torno a un bien escaso y preciado como es el agua”.

Guarinos ha instado a los socialistas de Castilla-La Mancha a “dejar de hacer ruido, de jugar al gato y al ratón” y a exigir a Pedro Sánchez el agua que necesita nuestra tierra, el cumplimiento de las sentencias del Tribunal Supremo y la modificación del Plan Hidrológico del Tajo para cumplimiento de los caudales ecológicos”.

Finalmente, la secretaria general del Grupo Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, ha recordado que el Partido Popular siempre ha defendido la prioridad de la cuenca cedente (la del Tajo), la garantía de las necesidades presentes y futuras de la propia cuenca natural, la sostenibilidad medioambiental y la solidaridad territorial.

Ana Guarinos ha hecho un llamamiento público al resto  de formaciones políticas para “trabajar de una vez por todas en la elaboración de un Plan Hidrológico Nacional acordado por y entre todos los españoles que evite que el agua se utilice permanentemente como arma arrojadiza entre territorios sin aportar soluciones cada vez que se aproxima un periodo electoral”, recordando que Page prometió una Ley del Agua y un Pacto Regional del Agua y que, al igual que el resto de sus compromisos, “estamos ante un anuncio más y ante un incumplimiento más”.