El Museo de Historia de Brihuega cumple su primer año de vidaMiles de visitantes han pasado por sus instalaciones, que han ido completándose con donaciones de particulares y organizaciones preocupadas por el desarrollo de Brihuega. Desde entonces, Brihuega ha ido sumando progresivamente visitantes y adquiriendo importancia

El Alcalde, Luis Viejo, afirmaba en su inauguración: “El Museo de Historia de Brihuega es un espacio diseñado para custodiar nuestra inigualable historia y patrimonio. Un espacio rescatado de la ruina y dotado de un sentido con valor en sí mismo y perspectiva de futuro”.

Desde entonces se ha convertido en un recurso turístico necesario para completar la visita al conjunto monumental de nuestra villa, que ha permitido a Brihuega seguir creciendo como destino turístico de referencia a nivel provincial y nacional. El Museo, que ya antes de su apertura recibió importantes cesiones temporales como el Cristo de marfil tallado en Filipinas, ha ido incrementando sus fondos con cesiones y donaciones de los propios vecinos, que se han implicado en el crecimiento del museo. En ese aspecto, el alcalde quiso agradecer “su colaboración a todos esos vecinos e instituciones que nos han permitido crecer tanto en este año, pero también a todos aquellos que nos han ofrecido su apoyo visitándonos e interesándose por nuestras instalaciones, demostrándonos que actuamos en la línea que demanda nuestro municipio”.

La creación de este museo es un ejemplo de recuperación del patrimonio monumental como otras actuaciones que se han llevado a cabo, la recuperación de los jardines de la Real Fábrica, la iglesia de San Simón, el Castillo y un gran etcétera.