El tramo de la autovía A-2 comprendido entre el límite de la Comunidad de Madrid y la ciudad de Guadalajara –correspondiente a los puntos kilométricos 38,7 al 50– dispondrá de iluminación nocturna desde esta noche, según ha podido confirmar el subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Ángel Canales, en el Ministerio de Fomento. Tras unos días en los que se han efectuado diversas pruebas para confirmar su correcto funcionamiento, las farolas se encenderán a partir de hoy con normalidad durante el horario nocturno.

El Ministerio de Fomento hará efectiva este martes la iluminación del tramo de la A-2 comprendido entre Guadalajara y el límite con Madrid
• La Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento ha autorizado una excepción en la aplicación de los criterios generales para reducir el consumo de energía eléctrica

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Manuel González Ramos, y el propio Canales ya adelantaron a los alcaldes de Azuqueca de Henares, Cabanillas del Campo y Chiloeches –municipios por los que se discurre ese tramo– que se procedería a dotarlo de iluminación antes de acabar este mes, un compromiso que se hará efectivo hoy mismo. De este modo, se acabará con la zona de sombra que el subdelegado del Gobierno ha denominado “el túnel del Henares”.

Canales ha destacado su satisfacción “porque por fin el Ministerio de Fomento ha escuchado a los alcaldes y a los vecinos, y ha acabado con una reivindicación histórica que había sido desoída hasta ahora, ya que la autovía se quedaba a oscuras nada más salir de la Comunidad de Madrid y no volvía a estar iluminada hasta llegar a la altura de la ciudad de Guadalajara”. Pese que se trataba de una demanda que venían repitiendo con insistencia, la única respuesta obtenida hasta ahora era no se alcanzaba la intensidad diaria de vehículos establecida para autorizar el encendido de la iluminación nocturna.

En este sentido, el subdelegado ha subrayado “la sensibilidad demostrada por el Gobierno de Pedro Sánchez, que ha autorizado hacer una excepción en la aplicación de los criterios generales para reducir el consumo de energía eléctrica”, con el fin de dar continuidad a la iluminación existente en el tramo anterior y en el posterior, una medida que beneficiará a los vecinos de toda la provincia y, en general a todos los conductores que circulan por ese tramo. “Creemos que por una cuestión de justicia, pero también de seguridad, se ha puesto fin a lo que se estaba percibiendo como una evidente discriminación entre territorios limítrofes”, ha enfatizado el Canales.

Debido a cuestiones técnicas, el tramo comprendido entre los kilómetros 44 y 45,5 de la calzada derecha se iluminará posteriormente, dado que es preciso concluir antes unos trabajos de acondicionamiento previos. Las luminarias instaladas en el tramo de Guadalajara tienen una potencia de 400 vatios y van montadas sobre báculos de 14 metros de altura y un metro de brazo, a excepción del tramo de la denominada “cuesta del toro”, donde hay báculos de 12 metros y de doble brazo.