El Hospital Nacional de Parapléjicos, centro dependiente del Servicio de Salud de Castilla.-La Mancha (SESCAM) forma parte del consorcio científico y tecnológico llamado BioMOt, que ha reunido en Toledo a socios de cuatro países (España, Bélgica, Italia, Islandia y Japón) y evaluadores europeos para poner al día las investigaciones en exoesqueletos robóticos para uso de personas con discapacidad motora.

 
Comparte esta noticia: