El portavoz del Grupo Municipal Popular, Jaime Carnicero, se ha reafirmado hoy en las declaraciones que sacaban a la luz la existencia de una deuda de medio millón de euros del Ayuntamiento de Marchamalo al de Guadalajara en concepto de suministro de agua; una deuda que está reclamada judicialmente por el Consistorio capitalino y sobre la que el Grupo Popular estará “vigilante” para que no haya acuerdo para perdonarla.

El Grupo Popular insiste en que estará “vigilante” ante la deuda que tiene Marchamalo con Guadalajara en concepto de agua
El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Guadalajara ha asegurado que sus declaraciones están basadas en documentos que hará públicos y que la deuda, reclamada judicialmente, asciende a 700.000 euros

Ante las manifestaciones realizadas el viernes pasado por el alcalde de Marchamalo, Rafael Esteban, el portavoz popular ha lamentado “los insultos proferidos, que son práctica habitual de Esteban”, al tiempo que ha manifestado que “en ningún momento me habrán oído decir una sola declaración insultando a nadie ni poniendo en tela de juicio a ningún vecino de Marchamalo”, como ha querido dar a entender el alcalde de Marchamalo. Jaime Carnicero se ha reafirmado en sus palabras que venían a poner de manifiesto una realidad: que hay un contencioso administrativo interpuesto por el Ayuntamiento de Marchamalo por una reclamación de una deuda que tiene con la ciudad de Guadalajara que según el estudio de costes y los informes realizados por los servicios municipales supone aproximadamente 700.000 euros al año. “Esto no es una opinión, es una afirmación basada en documentos que se pueden contrastar y que daré a conocer a lo largo de esta semana con el estudio de costes, los recursos que ha interpuesto el Ayuntamiento de Marchamalo y la contestación que se dio por parte de los servicios municipales”.

Asimismo, recordó que Guadalajara es titular del servicio de agua y abastecimiento que tiene externalizado a la empresa
Guadalagua y que “cuando se obtengan esos ingresos solo podrán ocurrir tres cuestiones: que baje el precio del agua, que se congele a lo largo de los próximos años o que se incremente el capítulo de inversiones en las redes de abastecimiento de agua”.

Carnicero se ha preguntado que “si no hay deuda, como sostiene el alcalde de Marchamalo, por qué interpone un recurso; se interpone un recurso si hay una reclamación de deuda”, o “por qué solicita reuniones para solucionar este tema”. El portavoz popular se refirió también a los últimos recursos que interpuso el Ayuntamiento de Marchamalo y que perdió con el Ayuntamiento de Guadalajara condenándole en costas; y eso es bueno que lo sepan también los vecinos”.

Para finalizar, el portavoz del Grupo Popular ha insistido en que “desde la oposición seguiremos defendiendo los intereses de los vecinos de Guadalajara y no permitiremos que se perdone una deuda solo porque los dos ayuntamientos estén ahora gobernados por el mismo signo político”.