El Grupo Popular destapa la “campaña del miedo” de Rojo que lleva seis meses sin pagar a las empresas de Guadalajara
• Los concejales del Grupo Popular, Armengol Engonga y Eladio Freijo, afirman que “sí hay dinero para pagar catering y rosas rojas, pero no lo hay para pagar a los proveedores de los patronatos de Cultura y Deportes”

Los concejales del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Guadalajara, Armengol Engonga y Eladio Freijo, han puesto de manifiesto el “retraso deliberado” que está llevando a cabo el alcalde de la ciudad, Alberto Rojo, para demorar el pago de facturas a empresas que han prestado servicio para el Ayuntamiento. De hecho, mañana se llevará a Pleno un reconocimiento extrajudicial de crédito para poder pagar algunas de las facturas que están sin pagar y que, según obra en el informe de la Intervención municipal, “los expedientes no han sido resueltos por el órgano competente” en este caso el alcalde del Ayuntamiento de Guadalajara. Por tanto, “facturas que se podían haber pagado mucho antes bien porque el responsable del expediente -el alcalde- hubiese hecho su trabajo y lo hubiese resuelto, o bien llevando este reconocimiento mucho antes”. Pero la realidad, ha dicho Armengol Engonga, es que “hay empresas, y trabajadores de esas empresas, que llevan siete meses esperando a que el alcalde de esta ciudad, Alberto Rojo, decida abonar el importe correspondiente”.

“Durante los seis meses que llevan gobernando PSOE y Ciudadanos en esta ciudad, lo único que han hecho es poner excusas, excusas de mal pagador, del que no tiene un plan para realizar trabajos en la ciudad de Guadalajara y, por todo ello, los perjudicados son las empresas y los trabajadores que forman parte del tejido empresarial de la ciudad”, ha lamentado Engonga criticando ese “plan malintencionado” que está llevando a cabo el equipo de gobierno “para tapar el gran trabajo que se ha hecho en los años anteriores” y que consiste en extender la mentira entre vecinos, empresarios y otros colectivos de que “no hay dinero y no se va a poder pagar nada por culpa del anterior equipo de gobierno”.

Así ha ocurrido, por ejemplo, este mismo fin de semana en el polideportivo David Santamaría que no ha tenido calefacción, “y la única  respuesta que tiene este gobierno es que no se va a poder solucionar porque no hay dinero”. “Eso es mentira”, ha dicho tajante Engonga señalando dos expedientes del Patronato de Deportes y Cultura en el cual se reflejan los pagos del último trimestre: en Cultura se han pagado 5.906 euros en seis facturas y en Deportes se han abonado 25 facturas de 103.000 euros; “por tanto hay dinero porque se están pagando facturas”.

Para lo que sí hay dinero

Ante esto, el concejal Eladio Freijo ha detallado algunos pagos que sí ha realizado el gobierno de PSOE y Ciudadanos recientemente, preguntándose “por qué se gastan más de 20.000 euros en proteger las pistas de atletismo para el concierto del Festival Gigante, qué pinta el Patronato de Deportes gastando ese dinero cuando dicen que no hay para otras cosas, lo podían haber pagado de Festejos; qué hacen gastándose más de 5.000 euros en el catering de la Vuelta Ciclista a España; o qué hacen pagando el alojamiento del Pozo Murcia y del Barcelona en el partido de fútbol-sala; o qué hacen regalando rosas rojas a la selección española de Gimnasia Rítmica”. “Para eso sí parece que hay dinero”, ha apuntado desmontando las mentiras. “Están amenazando permanentemente a la gente con que no hay dinero y es que a lo mejor es que no saben gestionar sin tener la cartera llena”, ha dicho Freijo explicando que entre julio y diciembre del año pasado el Patronato de Deportes ingresó 900.000 euros, “y ahora no sabemos lo que va a ingresar”. “Lo que sí sabemos”, ha dicho Freijo, “es que la gente quiere soluciones, y que la selección española de rugby estuvo concentrada hace unos días, sin costar nada al ayuntamiento y dejando dinero en la ciudad, y no se sabe si van a volver; o que la selección española de baloncesto está pendiente de que les contesten si pueden venir en febrero o no”.

Por último, el concejal del Grupo Popular Armengol Engonga ha dicho que “cuando una persona quiere a su ciudad lo que tiene que hacer es potenciar aquellas cuestiones que se han hecho bien. Pero cuando alguien puede tener quizá un cierto complejo de inferioridad a la hora de gobernar o de tan siquiera de poder aceptar lo que se ha hecho bien en diferentes áreas, lo que hace es destruir lo que se ha construido por muchas personas; no solo estamos hablando del equipo de gobierno de turno porque esto se ha construido entre muchos colectivos de Guadalajara, empresarios, deportistas, etcétera”.

Al final, ha dicho Engonga, “los perjudicados de esto son ellos por culpa de una cuestión política que consiste en ir acumulando facturas para que la cifra al final sea mucho más rimbombante”.