El Gobierno regional, con objeto de promover la participación del sector empresarial en la prevención del desperdicio alimentario, está trabajando en un proyecto de decreto que regule el registro de empresas y entidades adheridas al código de buenas prácticas para la prevención y el aprovechamiento eficiente de los excedentes alimentarios.

El Gobierno regional quiere que no se desperdicie más comida de la cuenta
Hasta el próximo 10 de junio se podrán formular aportaciones para la elaboración del decreto que regulará los valores, principios, criterios y estándares de conducta a los que pueden acogerse de forma voluntaria las empresas, las asociaciones y las fundaciones para la ejecución de programas de buenas prácticas en esta materia.

El decreto en el que el Ejecutivo autonómico está trabajando actualmente tiene por objeto regular los valores, principios, criterios y estándares de conducta a los que pueden acogerse de forma voluntaria las empresas, las asociaciones y las fundaciones, en los ámbitos públicos y privados, para la ejecución de programas de buenas prácticas encaminada a reducir el desperdicio de alimentos, que deberán ponerse en conocimiento de las autoridades de consumo y podrán ser objeto de acreditación o reconocimiento por éstas.

De esta forma, hasta el próximo 10 de junio los ciudadanos, colectivos y organizaciones pueden formular sus aportaciones para la elaboración de este decreto, a través de la página web de la Junta.

Este decreto desarrolla lo que la Ley 3/2018, de 22 de marzo, del Estatuto de las Personas Consumidoras en Castilla-La Mancha contempla, concretamente en lo que se refiere en sus artículos 5.3. y 53.2.i, y donde se pone el acento en el consumo responsable de alimentos, basado en el emprendimiento de medidas que contribuyan a evitar el desperdicio alimentario.

En este sentido, la Dirección General de Salud Pública y Consumo, dependiente de la Consejería de Sanidad, acomete dicho desarrollo reglamentario que en la citada ley se contempla y lo que en su artículo 3.16 se prevé que “la Consejería en materia de consumo promoverá la adopción de códigos de mejores prácticas, como instrumento de autorregulación empresarial para mejorar la defensa de las personas consumidoras, la disciplina del mercado y el aseguramiento del cumplimiento de los requisitos de seguridad en los productos que comercialicen”.

A su vez, el Decreto 19/2019, de 26 de marzo, por el que se promueven medidas para evitar el desperdicio alimentario y se facilita la redistribución de alimentos en Castilla-La Mancha, prevé en su artículo 16 que la Consejería competente en materia de consumo regulará y tendrá adscrito el Registro de empresas y entidades adheridas al Código de Buenas Prácticas para la prevención y el aprovechamiento de excedentes alimentarios. Igualmente, la Administración regional deberá difundir y fomentar la adhesión a este Código.

Toda la información se encuentra disponible en la página web de la Junta, www.castillalamancha.es/gobierno/sanidad. Las propuestas y sugerencias se dirigirán a la Dirección General de Salud Pública y Consumo y se  podrán realizar por correo electrónico, dgspdc@jccm.es, y  en cualquiera de los lugares descritos en el artículo 16.4, de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del procedimiento administrativo Común de las Administraciones Públicas.