El Plan de Prevención y Actuación frente a la Gripe que ha puesto hoy en marcha el Gobierno de Castilla-La Mancha para la temporada 2018-2019 contempla la distribución de 31.400 dosis de vacunas contra la gripe en el área de Salud de Cuenca.

La directora provincial de Sanidad, María Luz Fernández y el gerente del Área Integrada de Cuenca, Ángel Pérez Sola, han presentado hoy este Plan de Prevención que, además de la campaña de vacunación, contempla un Programa de control y vigilancia de la enfermedad, una Plan de alta frecuentación y campañas informativas dirigidas a la población.

El Gobierno regional pone 31.400 dosis de vacunas contra la gripe a disposición de los centros sanitarios del área de Salud de Cuenca
 El Plan de Prevención y Actuación frente a la Gripe contempla la campaña de vacunación, el programa de control y vigilancia, el plan de alta frecuentación y la difusión de mensajes y consejos a la población

La directora provincial de Sanidad ha agradecido el trabajo que cada año realizan los profesionales sanitarios de Cuenca para llevar a cabo con normalidad la campaña de vacunación contra la gripe destinada a los grupos de riesgo entre los cuales se incluyen los mayores de 65 años, los niños y adultos con procesos crónicos cardiovasculares, neurológicos o pulmonares, así como enfermedades metabólicas crónicas como la diabetes, obesidad mórbida, insuficiencia renal, hemoglobinopatías, anemias, asplenia, enfermedad hepática crónica, neuromuscular grave o que conlleve disfunción cognitiva o cualquier otro tipo de inmunosupresión.

Personal sanitario

En estos grupos también están incluidos niños y adolescentes en tratamiento prolongado con aspirina; embarazadas en cualquier mes de gestación y todas aquellas personas que puedan transmitir la gripe a quienes tienen riesgo de presentar complicaciones, como son el personal sanitario, trabajadores en residencias de mayores y de otros servicios sociales, cuidadores domiciliarios y otros convivientes.

Asimismo, se aconseja la vacunación a trabajadores de servicios públicos asistenciales, Fuerzas de Seguridad del Estado, Protección Civil, bomberos, personal de emergencias y trabajadores de centros de internamiento, así como y viajeros internacionales y trabajadores que por su ocupación puedan estar en contacto con aves sospechosas de gripe aviar.

El gerente del área de Salud ha explicado que a partir de ahora ya es un buen momento para vacunarse para que la inmunización surta efecto antes de que llegue el frío y la epidemia de gripe y ha recordado que la mayor parte de las personas ingresadas en el hospital por complicaciones de la gripe no están vacunadas, más del 90 por ciento, lo que quiere decir que es fundamental vacunarse porque hay morbilidad y mortalidad asociada a la gripe y la vacuna previene en un grado altísimo la aparición de complicaciones.

La titular de Sanidad ha hecho hincapié también en la importancia de la vacunación y ha puesto en valor el trabajo realizado en Cuenca que ha permitido que durante tres años consecutivos el área de Salud haya logrado las mejores cifras de vacunación entre el colectivo de personas mayores de 65 años, con una cobertura del 63,9 por ciento.

Pedir cita en cada centro de salud o consultorio

Por su parte, el gerente del Área Integrada de Cuenca, Ángel Pérez Sola, ha recordado que los ciudadanos podrán a partir de hoy mismo pedir cita en su centro de salud o consultorio local correspondiente, en donde les indicarán los días y horarios que ha fijado cada centro para proceder a la vacunación contra la gripe.

Asimismo, Pérez Sola ha indicado que coincidiendo con la campaña de la Gripe, la Gerencia del Área Integrada pone en marcha el Plan de Alta Frecuentación, en el que se establecen diferentes medidas para garantizar una atención adecuada a los pacientes y hacer frente a las situaciones de sobrecarga asistencial que se producen cada año con motivo de esta patología, especialmente en los servicios de urgencias tanto del Hospital como en Atención Primaria.

En este sentido el gerente ha recordado que el “Virgen de la Luz” tiene todas las camas de hospitalización operativas, que si es necesario se reforzarán las plantillas en los Servicios de Urgencias en los momentos de más presión asistencial y que se trabaja con un sistema de información que permite agilizar los ingresos en planta, así como las pruebas complementarias o las interconsultas entre los especialistas con el fin de disminuir los tiempo de resolución y toma de decisiones.

En cuanto al área de Atención Primaria, se detectarán los picos de demanda asistencial más altos y las demoras en consultas con el fin de facilitar la accesibilidad y llevar a cabo los refuerzos de personal que se consideren necesarios.

Red Centinela     

Por último, la directora provincial se ha referido al Programa de Control y Vigilancia de la Gripe en Castilla-La Mancha que se pone en marcha cada año con la llegada de la temporada de gripe y que se apoya en una red centinela integrada por 48 médicos de familia y tres pediatras de Atención Primaria, de los cuales 6 médicos de Familia y un pediatra están en Cuenca.

En cuanto a la incidencia de la enfermedad durante la temporada 2017-2018 se declararon a la Red de Médicos Centinela de Castilla-La Mancha 190 casos de gripe en Cuenca, lo que supone una tasa de incidencia acumulada de 2.611,9 casos por 100.000 habitantes, mayor que en la temporada anterior que fue de 1.5010 casos por 100.000 habitantes.

Según los datos que se manejan en  la temporada pasada padecieron la gripe en Cuenca unas 5.222 personas, lo que supone alrededor del 5,2% de la población de la provincia.

Dípticos, carteles informativos o vídeos en redes sociales son algunas de las medidas incluidas en la campaña de difusión que cada año pone en marcha el Gobierno regional en colaboración con la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES) para prevenir los efectos de la gripe estacional.

Esta campaña incluye consejos para evitar el contagio de la gripe y medidas a adoptar si ya nos hemos contagiado.

En este sentido, tanto la directora provincial como el gerente del área de Salud han recordado que los síntomas de la gripe, salvo complicaciones con otras enfermedades, se atajan con analgésicos y antitérmicos para reducir la fiebre, con abundante hidratación, reposo y medidas de higiene adecuadas para evitar los contagios, como pueden ser taparse la boca y la nariz para toser y estornudar, hacerlo en pañuelos desechables y, fundamental, lavarse las manos con frecuencia.