El Gobierno de Castilla-La Mancha ha impulsado ya doce decretos de ayudas al tejido empresarial y laboral de la región desde la aprobación del Plan de Medidas Extraordinarias para la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha con motivo del COVID-19. Hasta seis de ellos son de nueva creación, si bien los otros seis recogen igualmente novedades importantes en sus líneas para dar cobertura a los afectados por la crisis sanitaria.

El Gobierno regional ha impulsado doce decretos de ayudas directas a pymes, autónomos y trabajadores con motivo del COVID, seis de ellos de nueva creación
La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha destacado el trabajo del Ejecutivo regional en el apoyo al tejido empresarial y laboral para impulsar la recuperación “sin renunciar a la creación de empleo estable y de calidad”.

Así lo ha remarcado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, en el Pleno de las Cortes regionales, durante un debate general en el que ha defendido la idoneidad de prorrogar los ERTE como herramienta de contención de empleo en las circunstancias actuales, y en el que ha remarcado la labor del Ejecutivo autonómico para impulsar la recuperación económica de la región “sin dejar de lado la creación de empleo estable y de calidad”, ha aseverado.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo ha apuntado la necesidad de prorrogar los ERTE por causa de fuerza mayor planteados por la llegada de la crisis sanitaria, y ha confiado en que ese acuerdo – que se encuentra en la Mesa de Diálogo Social entre el Gobierno central y los agentes sociales – llegue a buen puerto antes del final de su actual vigencia, el 30 de septiembre.

Los ERTE son “una herramienta que ha funcionado y que en otras crisis económicas no se han puesto en marcha; y todos los grupos parlamentarios con representación en estas Cortes compartimos la necesidad de esa prórroga”, ha dicho Patricia Franco, quien ha detallado que, en los momentos más duros de la crisis, “en la región hubo cerca de 108.000 personas inmersas en ERTE, y al cierre del mes de agosto eran 17.529 las personas trabajadoras afectadas por un ERTE en Castilla-La Mancha”, cuyo comportamiento en este sentido ha sido mejor que en el conjunto del país. “En abril, las personas afectadas por un ERTE en la región suponían el 3,04 por ciento del total del país, y ahora es el 2,38 por ciento”.

La Comunidad Autónoma donde menos ha crecido el paro en el último año

Patricia Franco ha reconocido que la crisis sanitaria ha provocado “una situación económica muy difícil”, pero ha pedido a los grupos parlamentarios que eviten el catastrofismo. “Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma donde menos ha crecido el paro en el último año, la mitad que en el conjunto del país”, ha recordado, además de destacar el descenso de trabajadores en situación de ERTE en Castilla-La Mancha, y ha detallado que, hasta ahora, se han presentado 34 ERTE de rebrote que afectan a 134 personas. “Debemos seguir trabajando en la dirección marcada y apoyar la necesidad de liquidez y financiación de nuestras pymes y autónomos”, ha señalado.

La consejera ha afirmado que, desde la puesta en marcha del Plan de Medidas Extraordinarias, son doce ya los decretos de ayudas directas al tejido empresarial y laboral que se han puesto en marcha por parte del Ejecutivo autonómico en un plazo de apenas cuatro meses, seis de los cuales son completamente nuevos, “son ayudas que se han implantado con motivo del COVID y que antes no existían”.

Esos seis decretos son el decreto de ayudas para la compra de material de protección sanitaria para el comercio y la hostelería, los 80 millones de euros de ayudas a fondo perdido para pymes y autónomos, las ayudas para el fomento del empleo agrario, el Cheque Exportador, el Cheque COVID y el decreto de ayudas a la conciliación laboral y familiar. “Además, en los otros seis decretos se incluyen novedades necesarias para dar respuesta a las circunstancias derivadas del COVID-19”, ha explicado.

Patricia Franco, además, ha afirmado que, pese a las circunstancias derivadas de la crisis sanitaria, “el Gobierno no puede renunciar a la modernización empresarial ni al crecimiento económico natural de la región, impulsando ejes como la economía circular o la sostenibilidad, ni tampoco a impulsar la creación de empleo estable y de calidad”. La consejera, además, ha avanzado que el Ejecutivo autonómico adaptará las líneas de ayuda al tejido económico en función de la demanda. “El Gobierno regional seguirá trabajando para dar respuesta a las necesidades de financiación y liquidez de nuestras empresas, y ayudar a las personas trabajadoras afectadas por la crisis sanitaria; pero no podemos renunciar a acompañar a aquellas empresas y proyectos que quieren crear, invertir y contratar con estabilidad”, ha finalizado.

 
Comparte esta noticia: