El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través del Centro de Apoyo Tecnológico de Castilla-La Mancha BILIB, ha desarrollado en los Puntos de Inclusión Digital de diez localidades de la región un proyecto piloto de formación en impresión 3D, del que se han beneficiado 122 ciudadanos.

La Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, consciente de que la impresión 3D y la fabricación digital son dos disciplinas profesionales de las que se espera un crecimiento exponencial en los próximos años, puso en marcha este proyecto formativo, que ha constado de 160 horas lectivas y que tenía por objetivo seguir avanzando en la capacitación digital de la ciudadanía de Castilla-La Mancha.

El Gobierno regional ha formado en impresión 3D a más de 120 personas en los Puntos de Inclusión Digital
La Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, consciente de que la impresión 3D y la fabricación digital son dos disciplinas profesionales de las que se espera un crecimiento exponencial en los próximos años, puso en marcha este proyecto formativo, que se ha desarrollado en Pozohondo, Hellín, Daimiel, Montiel, Casasimarro, Mota del Cuervo, Cabanillas del Campo, Pioz, Illescas y Talavera de la Reina.

Así, esta formación puntera en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) y con gran demanda en el mercado laboral ha llegado hasta 122 alumnos, a través de los Puntos de Inclusión Digital, donde se han desarrollado los cursos en modalidad presencial.

En concreto, esta formación se ha impartido en Pozohondo y Hellín, en la provincia de Albacete; en Daimiel y Montiel, en Ciudad Real; en Casasimarro y Mota del Cuervo en la provincia conquense; en Cabanillas del Campo y Pioz, en la de Guadalajara, y, finalmente, en Illescas y Talavera de la Reina, en Toledo.

En cada localidad el curso ha constado de 16 horas lectivas, que se han impartido en dos sesiones, con formación emitentemente práctica. Al mismo ha podido asistir cualquier persona con interés en la materia, a nivel personal o profesional, sin ser necesario tener conocimientos previos.

Cada Punto de Inclusión Digital ha contado con tres impresoras 3D para impartir esa formación; una para el alumnado que era de fácil manejo, otra para el docente y una tercera que era de uso profesional para que el alumnado pudiera conocer las diferentes posibilidades que ofrece la impresión 3D.

Una vez finalizados los cursos y hasta mediados de este mes de febrero en cada Punto de Inclusión Digital se mantiene una de las impresoras, a fin de que otros ciudadanos interesados puedan formarse.

Hacer de Castilla-La Mancha una región más tecnológica, innovadora y competitiva

El Centro de Apoyo Tecnológico de Castilla-La Mancha BILIB, que está integrado en la Fundación Parque Científico y Tecnológico de Castilla-La Mancha, tiene por objeto el desarrollo de actuaciones de capacitación en tecnologías de la información y la comunicación, el fomento del uso de los servicios de la administración electrónica y el impulso digital de la ciudadanía, con el fin último de hacer de Castilla-La Mancha una región más tecnológica, innovadora y competitiva.

Para ello, mediante las TIC, mejora la capacidad de aprendizaje y desarrollo de la ciudadanía, así como de los entornos en los que residen, haciendo especial hincapié en el ámbito rural.

Dependiente de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, BILIB diseña, promueve, dinamiza y canaliza proyectos y acciones que impulsen la innovación y la digitalización de Castilla-La Mancha a través de las TIC.