El Gobierno regional ha firmado un protocolo con el Ayuntamiento de Sigüenza que va a permitir la remodelación del Parque de la Alameda, y al que se unirá la Diputación de Guadalajara.

El Gobierno regional firma un protocolo con el Ayuntamiento de Sigüenza para la remodelación del Parque de la Alameda
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha firmado, junto con la alcaldesa de Sigüenza, Maria Jesús Merino, y el consejero de Fomento, Nacho Hernando, este protocolo que supondrá la mejora de la funcionalidad del parque que actualmente tiene zonas degradadas.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha sido el encargado de firmar este protocolo junto a la alcaldesa de Sigüenza, Maria Jesús Merino, y el consejero de Fomento, Nacho Hernando, en un acto al que también ha asistido el consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero y el delegado de la Junta en Guadalajara, Eusebio Robles.

La remodelación del Parque de La Alameda es un compromiso adquirido por el jefe del Ejecutivo regional en el trascurso del Consejo de Gobierno Itinerante celebrado en Sigüenza el pasado 24 de septiembre de 2109, lo que demuestra, a juicio del consejero de Fomento, que “a pesar del virus, el Gobierno cumple con los compromisos que ha adquirido”, porque ha enfatizado, “jamás he visto al presidente esconderse detrás de una excusa”.

En este sentido, Hernando ha destacado que “lo que queremos hacer no es solamente arreglar un paseo, es algo más grande. En realidad, lo que iniciamos ese mes de septiembre es poner a Sigüenza en el ‘mapa de la humanidad’ con una serie de iniciativas; una de ellas muy importante como el de la remodelación del Paseo de la Alameda”.

Protocolo de Mejora del Parque de la Alameda

Asimismo, el consejero de Fomento ha asegurado que “queremos preservar y proteger, pero esto no está reñido con progresar”, por ello, ha explicado que el protocolo que se ha firmado recoge la mejora de distintos puntos del parque a través del recorrido que une los distintos puntos de acceso.

De esta manera, se va a tratar el paseo lateral más próximo al viario, considerándolo como espacio de transición entre el parque y la ciudad y albergando en esta franja los usos de tipo comercial y de restauración. Se ubicarán en la zona norte del paseo los usos de ocio y juegos y se sustituirán mejorarán las instalaciones existentes como canalizaciones de agua, saneamiento, alumbrado público, instalación eléctrica o telecomunicaciones.

Por último, se restaurarán los elementos de valor existentes dentro del parque, tales como puertas, pirámides, quioscos, y colocar nuevos elementos de ornamentación y de mobiliario urbano que permitan su mejor uso.

 
Comparte esta noticia: