El Gobierno de Castilla-La Mancha estudiará la mejora del suministro de agua en el municipio de Paredes. Así se lo ha trasladado la delegada de la Junta, María Ángeles Martínez, al alcalde de la localidad, Marcial Martínez.

En este encuentro, la responsable del Ejecutivo autonómico en la provincia de Cuenca ha recordado que es “necesario realizar estas inversiones en los municipios del medio rural pues ayuda a hacer frente al reto demográfico”.

María Ángeles Martínez ha abordado con el primer edil del municipio posibles mejoras en los accesos al cementerio, así como la adecuación del mismo.

En este punto, la delegada de la Junta ha puesto en valor el Plan de Empleo que va a permitir que 500 personas de la provincia de Cuenca tengan un empleo durante seis meses “gracias al compromiso de los consistorios y la Diputación Provincial de Cuenca que vuelve a colaborar en su puesta en marcha”.

Recordemos que Paredes, es un pueblo de colonización creado para realojar a cincuenta familias procedentes de santa María de Poyos que desapareció bajo las aguas del embalse de Buendía en los primeros años 50 del pasado siglo. En un principio, sus habitantes, que se desplazaban hasta aquí para las labores agrícolas, se alojaron en las casas que componían la finca hasta que, a finales del año 1955, se les comenzó a entregar las casas y corrales definitivos  que a día de hoy constituyen la estructura principal del pueblo.