El Gobierno de Castilla-La Mancha avanza en la renovación tecnológica del Hospital ‘Virgen de la Luz’ de Cuenca con la incorporación de un nuevo TAC (Tomografía Axial Computarizada) que se ha instalado ya en el área de Radiodiagnóstico del centro hospitalario.

El Gobierno regional avanza en la renovación tecnológica del hospital de ‘Virgen de la Luz’ con la incorporación de un nuevo TAC
El vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, ha señalado que el SESCAM ha incorporado dos equipos portátiles de radiología que permiten la realización de radiografía sin desplazamiento de los pacientes.

El vicepresidente regional, José Luis Martínez Guijarro, acompañado del director general de Asistencia Sanitaria, José Antonio Ballesteros; y la delegada de la Junta en Cuenca, María Ángeles Martínez, ha mantenido un encuentro con los miembros del equipo directivo de la Gerencia de Atención Integrada de Cuenca para agradecer, en nombre del Gobierno del presidente Emiliano García-Page, la labor desempeñada por los profesionales sanitarios del hospital conquense durante la pandemia destacando el “estrés brutal” al que han estado sometidos.

Tras el encuentro, Martínez Guijarro ha especificado que la llegada del nuevo TAC al hospital, cuya inversión se acerca a los 300.000 euros, supone un aumento de las prestaciones para el servicio de Radiología ya que permite realizar más estudios diagnósticos y con mejor calidad de imagen.

Para su próxima puesta en funcionamiento, los profesionales del Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Virgen de la Luz de Cuenca han comenzado a formarse y actualizar conocimientos para el uso del software del nuevo TAC.

Concretamente, según ha detallado el vicepresidente, el nuevo aparato “permite reducir sustancialmente las dosis de radiación a los pacientes, hasta un 75 por ciento”, asegurando imágenes de alta calidad diagnóstica.

Además, Martínez Guijarro ha señalado que el SESCAM ha incorporado además dos equipos portátiles de radiología “que mejoran la capacidad de asistencia de pacientes que están en zonas críticas del hospital evitando el desplazamiento”.

Estas dos nuevas adquisiciones, cuyo coste asciende a los 165.000 euros, han demostrado su gran utilidad durante estas semanas de lucha contra la COVID-19 ya que han permitido al personal médico de este hospital realizar radiografía en pacientes aislados o con gravedad que no se pueden desplazar, como es el caso de los que han estado ingresados en la UCI, según ha explicado el vicepresidente

Dos pacientes ingresados con COVID

Cabe recordar que el Hospital de Cuenca llegó a tener 32 pacientes intubados durante los peores momentos de la pandemia cuando se puso en marcha el Plan de Contingencia, que ha permitido la reestructuración de los espacios del centro hospitalario para poder ampliar la capacidad asistencial.

Una situación muy distinta a la que vive el hospital a día de hoy cuando los pacientes diagnosticados de COVID ingresados ascienden a 2, todos ellos en planta de hospitalización y ninguno en UCI.

Desde el mes de marzo se han realizado 26.000 pruebas diagnósticas a los pacientes del área de Salud de Cuenca, de ellas, 11.000 son test rápidos y el resto (15.000) PCR.

 
Comparte esta noticia: