El vicepresidente primero del Gobierno de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha avanzado hoy en Ciudad Real que el Ejecutivo regional resolverá este viernes la segunda convocatoria de incorporación de jóvenes a la agricultura que supondrá que a lo largo de esta legislatura se hayan incorporado al campo un total de 2.500 hombres y mujeres.

El Gobierno de Castilla-La Mancha resolverá este viernes la convocatoria de incorporación de jóvenes al sector agrario
Martínez Guijarro ha destacado que el Ejecutivo autonómico ha trabajado de la mano del sector en un Plan Estratégico que hace hincapié en la calidad y la internacionalización, teniendo en cuenta que el 60 por ciento de la facturación del sector vitivinícola proviene del mercado exterior.

Martínez Guijarro, que ha visitado hoy la Feria Nacional del Vino (FENAVIN) junto al presidente de la Diputación de Ciudad Real, José Manuel Caballero, y la delegada de la Junta en esta provincia, Carmen Teresa Olmedo, ha subrayado que “por primera vez en nuestra Comunidad Autónoma” un tercio de estas incorporaciones son mujeres.

Del mismo modo, ha insistido en que el Gobierno regional estará “muy atento” a la negociación de la Política Agraria Comunitaria (PAC), teniendo en cuenta que son casi mil millones de euros anuales los que llegan a la Comunidad Autónoma en ayudas a los agricultores. “Nos ponemos a disposición del Gobierno de España para defender los intereses del sector agrario de Castilla-La Mancha”, ha dicho.

Un evento de referencia internacional

El vicepresidente primero ha subrayado que FENAVIN se ha convertido en un evento de referencia internacional en el mundo del vino. Un sector “clave” para la economía de Castilla-La Mancha, pues supone la “columna vertebral” de nuestra industria agroalimentaria, de ahí la colaboración de la Junta con la Diputación de Ciudad Real para su organización.

En este punto, Martínez Guijarro ha destacado que el Ejecutivo autonómico ha trabajado de la mano del sector en un Plan Estratégico que hace hincapié en la calidad y la internacionalización, teniendo en cuenta que el 60 por ciento de la facturación del sector vitivinícola proviene del mercado exterior.

La X edición de FENAVIN reúne casi 2.000 bodegas, un 11 por ciento más que la pasada edición, de las que prácticamente la mitad proceden de Castilla-La Mancha, y unas 350 son de la provincia de Ciudad Real. De esta forma, más del 90 por ciento de las bodegas y cooperativas de esta provincia están presentes en la feria.

Además, hay 137 sellos de calidad diferenciada distintos, un 37 por ciento más que el pasado año. Todo ello en un espacio expositivo que supera los 33.300 metros cuadrados, con dos nuevos pabellones.

Se estima que llegarán a esta edición más de 18.000 compradores, de los que 4.200 son internaciones, provenientes de un centenar de países, lo que se traduce en un crecimiento estimado de casi el 2 por ciento en el número de profesionales.