El Gobierno de Castilla-La Mancha ha llegado a 8.000 personas con los programas de Termalismo Social y Terapéutico durante 2019
La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha indicado la riqueza que se genera en los lugares que cuentan con balnearios y, en este sentido, ha precisado que los programas de termalismo “ayudan a mantener 600 empleos directos y 1.700 indirectos en las zonas rurales en las que se ubican los nueve balnearios de la región que participan en el proyecto”.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha terminado 2019 con 8.000 personas beneficiarias de los programas de Termalismo Social y Terapéutico; 7.000 dentro del termalismo social, dirigido a personas mayores, y 1.000 del termalismo terapéutico.

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ha manifestado que “el termalismo mejora el bienestar de las personas mayores y de las personas con discapacidad o afectadas de Alzheimer, Parkinson o alguna discapacidad”, así como también a sus familiares y profesionales.

Asimismo, la titular de Bienestar Social, ha indicado la riqueza que se genera en los lugares que cuentan con balnearios y, en este sentido, ha precisado que los programas de termalismo ayudan a mantener 600 empleos directos y 1.700 indirectos en las zonas rurales en las que se ubican los nueve balnearios de la región que participan en el proyecto.

Aurelia Sánchez, ha recordado que mañana 8 de enero, se abre el plazo para solicitar alguna de las plazas convocadas por la Dirección General de Mayores dentro del Programa de Termalismo de Castilla-La Mancha de este año 2020.

Las personas interesadas solicitarán hasta un máximo de tres balnearios por turno, adjudicándose las plazas según el orden de preferencia manifestado y disponibilidad de plazas en el balneario.

Las solicitudes se presentarán en la sede electrónica de la Administración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha en la dirección general.