El Gobierno de Castilla-La Mancha aprueba ayudas en el marco del programa #SoyDigital para impulsar la transformación digital de las pymes
El decreto de subvenciones, aprobado por el Consejo de Gobierno esta semana, supone una partida de 360.000 euros destinados al asesoramiento de pequeñas y medianas empresas en su camino a la digitalización.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha aprobado, a través del Consejo de Gobierno, el decreto que regula las ayudas del programa #SoyDigital de asesoramiento para la transformación digital de las pequeñas y medianas empresas con el fin de dotarlas de estrategias, iniciativas y acciones que les ayuden a llevar a cabo su cabo transformación necesaria.

El decreto comprende una cuantía de 360.000 euros, ampliables en función de la demanda, y alcanzan más del medio centenar de pymes de Castilla-La Mancha. Las subvenciones van específicas a la puesta en marcha de un servicio de asesoramiento especializado e individualizado, adaptado así a la realidad de cada empresa beneficiaria, que incluye un diagnóstico de la situación de partida de la misma, así como la elaboración y puesta en marcha de un plan de acciones que derivan en su digitalización.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha resaltado el valor de esta medida y de estas ayudas, porque redundante en la competitividad de las pymes de la región “para seguir apostando por un tejido productivo moderno ya la altura de los tiempos que demanda la industria 4.0 “.

El programa de asesoramiento tendrá una duración de nueve meses

El asesoramiento se prestará por un proveedor experto las labores de asesoría en innovación tecnológica y transformación digital, quienes realizan reuniones individualizadas con las empresas beneficiarias y la realización de talleres temáticos y demostrativos de apoyo. El programa de asesoramiento tendrá una duración de nueve meses y se prestará en dos fases: la primera, de tres meses de duración, comprende el diagnóstico de las necesidades, las potencialidades, las oportunidades y los riesgos de la empresa a la hora de incorporar las nuevas tecnologías en sus procesos, y la elaboración de un informe técnico y un plan estratégico para la transformación digital.

En la segunda fase, con un plazo de seis meses de duración, se desarrollará el plan estratégico. Para ello, la pyme debe designar a la persona trabajadora con perfil de talento digital o favorecer su acceso, quien se encargará de la puesta en marcha del mismo, recibiendo en todo momento en acompañamiento y la tutorización externa prevista por el programa. El desarrollo del plan comienza con la implantación de nuevas tecnologías y su seguimiento y se continuará implementando las acciones previstas en el mismo.

La aprobación por parte del Consejo de Gobierno de este decreto se enmarca en el Pacto por la Recuperación Económica de Castilla-La Mancha 2015-2020, firmado por el presidente regional, Emiliano García-Page, y los agentes sociales, y está dentro del Plan Adelante 2016-2019 para el fortalecimiento del tejido empresarial de la región, a través de la línea Soy Digital, que busca la mejora de la competitividad de las empresas regionales en el entorno global de la economía digital a través de la integración de las nuevas tecnologías para la mejora de los procesos internos y orientados al despegue del comercio electrónico y la mejora de la experiencia del cliente.